España dará asilo político al líder opositor expulsado esta semana por Malabo, según su asesor legal

Actualizado 22/06/2006 23:52:20 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general del Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko (MAIB), Weja Chicampo, que se encuentra desde principios de junio en Madrid procedente de la cárcel de Black Beach (Malabo), recibirá el estatuto de asilado político por parte de las autoridades españolas, según aseguró hoy el asesor jurídico del MAIB, J. Gil de Sagredo.

"Lo normal es que le den el estatuto de asilado político. El no lo va a pedir, pero a Weja se lo van a conceder", aseguró el abogado, quien anunció que va a mantener conversaciones con funcionarios de los Ministerios del Interior y de Asuntos Exteriores para tratar de definir la situación de Chicampo en España. Asimismo, adelantó que Izquierda Unida o CiU presentarán próximamente una interpelación parlamentaria al respecto.

El líder del MAIB ya estuvo exiliado en España entre 1996 y 2003, año en que decidió regresar a Guinea Ecuatorial para tratar de poner en marcha el proyecto político de su organización, denominado "La Triple D" porque propone democracia, desarrollo y descentralización. "No es un proyecto étnico sino un proyecto de Estado, donde necesariamente deben participar todos los ciudadanos de la República en la conquista y mantenimiento de las libertades fundamentales", explicó Chicampo en una rueda de prensa en Madrid.

Sin embargo, después de mantener una reunión con el Gobierno ecuatoguineano y cuando estaba a punto de celebrarse una segunda, Chicampo fue detenido la noche del 3 de febrero de 2004 y conducido a la cárcel de Black Beach, donde fue objeto de múltiples torturas durante dos años y tres meses. Durante ese tiempo, nunca fue acusado formalmente, ni juzgado o condenado.

A principios de este mes, el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema decidió indultarle junto a más de 40 presos. Con un salvoconducto expedido por la Dirección General de Seguridad de Guinea Ecuatorial y una carta firmada por el embajador de España en el país africano, Chicampo fue introducido sin su consentimiento en un vuelo de Iberia Malabo-Madrid. A primera hora de la mañana del 6 de junio, llegó al aeropuerto de Barajas solo, sin dinero e indocumentado.

"Está en una situación que induce a pensar que ha habido un pacto los Gobiernos de España y de Guinea Ecuatorial. Yo no le mato pero tú lo traes aquí", estimó De Sagredo, quien explicó que en estos momentos es como si Chicampo no estuviera en España.

Aunque agradeció al Gobierno español su intervención para conseguir su puesta en libertad, el activista bubi no se considera un hombre libre. "He sido secuestrado y he llegado a España como en una patera", denunció. Vive de la caridad de sus amigos en España y no tiene papeles, por lo que no puede trabajar o viajar.

Por ello, pidió a las autoridades españolas que regulen su situación, para después volver a Guinea Ecuatorial para tratar de volver a poner en marcha su proyecto político que, según reiteró en la rueda de prensa, no habla "de secesión, de separación o de independencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies