Moto recuerda a los "cientos de compañeros" presos en Guinea con motivo del aniversario del golpe de Estado

Actualizado 04/08/2006 14:26:02 CET

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del autoconstituido Gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio, Severo Moto, recordó hoy, con motivo del aniversario del golpe de Estado que dio el poder al presidente Teodoro Obiang Nguema, a los "centenares de compañeros" que "en estos días estarán asomados en los sucios y oscuros agujeros" de las celdas del penal de Black Beach, en Malabo, o "de tantas mazmorras esparcidas por el país" a la espera de un indulto o de la amnistía general.

El 3 de agosto de 1979 se produjo el golpe de Estado que izó al poder al teniente coronel Teodoro Obiang Nguema en sustitución de su tío y primer presidente de la historia del país, Francisco Macías Nguema, a quien fusiló poco después.

"Cualquier 3 de agosto de cualquier año es noticia, desde que Obiang Nguema Enem, catapultado por su paisano gabonés Omar Bongo y con el aplauso y beneplácito del Gobierno español de don Adolfo Suárez, decidió pegarle una patada en el trasero a su tío Macías, primer presidente de Guinea Ecuatorial, en un certero golpe de Estado, y se hizo, ya en solitario, con las herramientas de la tiranía que venía manejando, al alimón, con su tío", declaró Moto en un artículo difundido por el servicio de prensa del Gobierno en el Exilio, con sede en Madrid.

"Quizás lo más destacable sea que todos los 3 de agosto de cualquier año tienen indefectiblemente el mismo signo que el 3 de agosto de l979", prosiguió. Es "el signo de todos los guineanos apostados en las cercanías de la prisión de Black Beach, a la espera de que se le escape un indulto, una amnistía o algo parecido, al presidente Obiang Nguema Enem, dando un leve respiro a la ciudadanía guineo ecuatoriana", manifestó.

"Atrapado en el exilio", prosiguió Moto, "como guineo ecuatoriano no puedo dejar de pensar en los centenares de compañeros guineanos que estos días estarán asomados en los sucios y oscuros agujeros de los portales de las celdas de Black-Beach, o de tantas otras mazmorras esparcidas por el país, a la espera de escuchar por la Radio Nacional de Guinea Ecuatorial un decreto de 'indulto' o quizás de amnistía general".

Según Moto, "todo apunta a que Obiang podría estar bajo fuertes presiones internacionales para que deje libre al pueblo de Guinea Ecuatorial". Al respecto, citando "muy buenas fuentes", aseguró que la Embajada de Estados Unidos en Guinea Ecuatorial "tiene en su poder la lista de presos políticos que vegetan en las cárceles de Obiang Nguema". "Su liberación inmediata es 'conditio sine qua non' para que se abra un proceso de normalización democrática en Guinea Ecuatorial", añadió.

Moto afirmó también que "vale la pena sumarse a cualquier resquicio de actuación o plan que abra la libertad a todos los presos políticos, que permita el retorno de los exiliados, que inicie un proceso, protegido, de transición a la democracia y que lleve al pueblo guineano a unas elecciones libres, limpias y justas".

"Yo me sumaré a tal plan. Y conmigo el Partido del Progreso, el Gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio y quienes, tras haber descubierto, conocido y sumado a nuestro proyecto, estén dispuestos a ayudarnos a los guineo ecuatorianos a llevarlo a cabo en Guinea Ecuatorial", concluyó el artículo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies