Guterres exige que se permita el reparto de ayuda humanitaria previsto para el jueves en Ghuta Oriental

António Guterres
NACIONES UNIDAS - Archivo
Publicado 07/03/2018 10:00:22CET

Asegura que el convoy que entró el lunes no ha podido completar su reparto de ayuda humanitaria y pide acceso sin restricciones

NUEVA YORK, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Antònio Guterres, ha exigido a las fuerzas del Gobierno sirio y a las fuerzas rebeldes que permitan un acceso sin restricciones al reparto de ayuda humanitaria que está previsto que se realice el jueves en la localidad de Duma, en el enclave de Ghuta Oriental, dominado por sublevados y asediado por las fuerzas del régimen de Damasco.

En un comunicado firmado por su portavoz, Stephane Dujarric, Guterres ha hecho un llamamiento a "todas las partes" para permitir "de inmediato" un acceso "seguro y sin impedimentos" para los convoyes que van a entregar suministros "críticos" para "cientos de miles de personas que tienen una necesidad desesperada, en concreto para completar el reparto en Duma, incluidos los suministros médicos y sanitarios, previsto para el 8 de marzo, para alcanzar a un total de 70.000 personas, como previamente se había acordado con las autoridades sirias".

Guterres ha asegurado que está "preocupado" por los "continuos informes" sobre "ataques" registrados en Ghuta Oriental, que supuestamente acabaron con la vida de más de 100 personas el lunes, así como los informes sobre "bombardeos" en la ciudad de Damasco.

El secretario general de la ONU ha dicho que el convoy de la Media Luna Roja, Naciones Unidas y el Comité Internacional para la Cruz Roja (CICR) que realizó un reparto de ayuda para 27.500 personas en Duma a principios de esta semana "no pudo completar" su labor "por la inseguridad". "Como consecuencia, catorce de los 46 camiones no pudieron descargar todos los suministros humanitarios críticos", ha indicado.

En este sentido, ha señalado que "casi la mitad de la comida que llevaba el convoy no pudo ser repartida". "Además, una parte de los suministros médicos y sanitarios incluidos en el reparto fue retirada por las autoridades sirias. El único convoy interagencias que llegó a la asediada Ghuta Oriental este año lo hizo el 14 de febrero, llevando ayuda para 7.200 personas", ha relatado.

El secretario general de Naciones Unidas ha elogiado "la valentía de todos los trabajadores humanitarios" que han ejercido su labor "de manera incansable para garantizar que las personas necesitadas en toda Siria reciben ayuda humanitaria que salva vidas".

Por último, Guterres ha recordado a todas las partes en conflicto en Siria su "obligación", de acuerdo con el derecho internacional humanitario y la legislación en materia de Derechos Humanos, de proteger a los civiles y las infraestructuras civiles "en todo momento" y su "responsabilidad básica" para garantizar la "protección necesaria de todas las organizaciones humanitarias", su personal y sus instalaciones.