Las fuerzas de Naciones Unidas en Haití centrarán sus esfuerzos en detener a los pandilleros de Cité Soleil

Actualizado 02/02/2006 3:25:10 CET

PUERTO PRINCIPE, 2 Feb. (EP/AP) -

Las fuerzas de la ONU en Haití deben combatir en los centros neurálgicos de los violentos, dijo el miércoles el nuevo comandante de la ONU para Haití.

En especial, los soldados de Naciones Unidas deben hacerse con el control de una barriada infestada de pandillas en la que se planean secuestros y otros atentados, dijo el general brasileño Jose Elito Carvalho de Siqueira. La barriada de Cité Soleil es donde los secuestradores han ocultado a sus rehenes y es una zona en la que los soldados de paz de la ONU, fuertemente armados, rara vez han entrado.

Las autoridades de la ONU consideran que la barriada, de unos 200.000 habitantes, es tan insegura que ningún puesto de votación será instalado en el lugar para las elecciones nacionales programadas para el martes. En su primera entrevista de prensa desde su llegada a Haití la semana pasada, el teniente general Carvalho afirmó que el tener una fuerte presencia de soldados de la ONU en el lugar era uno de sus objetivos.

"Ciertamente, es necesario que en el futuro entremos y permanezcamos para ayudar a la población, ya que necesitamos pensar en las personas que viven allí", dijo Elito en la entrevista.

El limitar "los daños colaterales es absolutamente la prioridad en cada plan que uno adopta. Estamos aquí como fuerza de estabilización, no como fuerza de ocupación", indicó el general.

La capital haitiana se encuentra azotada por la violencia desde que una sangrienta revuelta llevó al derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide hace casi dos años. Desde entonces, soldados de paz de la ONU han combatido casi diariamente con pandillas fuertemente armadas, algunas de las cuales están presuntamente aliadas con Aristide.