Hallada una cancha de juego de pelota azteca en el centro de Ciudad de México

Hallazgo de un templo y cancha de juego de pelota azteca en Ciudad de México
HENRY ROMERO/REUTERS
Actualizado 08/06/2017 9:31:23 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 8 Jun. (Reuters/EP) -

Los restos de un importante templo azteca y una cancha ceremonial de pelota han sido descubiertos en el centro de Ciudad de México, arrojando nueva luz sobre los espacios sagrados de la metrópoli que conquistaron los españoles hace cinco siglos, según han anunciado arqueólogos.

Los descubrimientos se hicieron en una calle detrás de la catedral católica, de la época colonial, frente al Zócalo, la principal plaza pública del país, en los terrenos de un hotel de la década de 1950.

Las excavaciones revelan una sección de lo que fue la base de un templo de forma circular, dedicado al dios del viento Ehécatl y una parte más pequeña de una cancha ritual, confirmando los relatos de los primeros cronistas españoles que visitaron la capital imperial azteca, Tenochtitlan.

"Ahora por estos hallazgos vamos precisando ubicaciones, orientaciones, dimensiones de cada una de las estructuras que están relatadas en las crónicas", ha dicho Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los arqueólogos también detallaron una espectacular ofrenda de 32 vértebras humanas de sexo masculino descubiertas en una pila justo al lado de la cancha.

"Es una ofrenda asociada al juego de pelota, la parte externa, al pie de una escalinata, y se trata de 32 conjuntos de cervicales, de cuellos, que fueron seguramente sacrificados o decapitados", ha indicado el arqueólogo Raúl Barrera.

Algunos de los estucos blancos originales permanecen visibles en partes del templo, construido durante el reinado entre 1486 y 1502 del emperador azteca Ahuizotl, predecesor de Moctezuma, que el conquistador Hernán Cortés derrotó durante la conquista española de México.

Los primeros relatos españoles relatan cómo Moctezuma siendo joven jugó contra un anciano rey aliado en la cancha y perdió, lo que se tomó como señal de que los días del Imperio Azteca estaban contados.

El edificio habría destacado por su forma redonda entre las varias docenas de otros templos cuadrados que dominaban el espacio ceremonial más sagrado de los aztecas antes de la conquista de 1521.

El reconocido arqueólogo de la cultura azteca Eduardo Matos ha afirmado que la parte superior del templo probablemente fue construida para parecerse a una serpiente enrollada, con los sacerdotes entrando a través de una puerta hecha para parecer una nariz de serpiente.

Una vez terminadas las excavaciones, se construirá un museo en el sitio, justo al lado de edificios modernos en la capital mexicana.

Ciudad de México, incluyendo sus muchas estructuras de la era colonial, fue construida sobre las ruinas arrasadas de la capital azteca y son probables más descubrimientos, ha manifestado Matos.

"A lo largo de casi 40 años aquí trabajando nos hemos dado cuenta que siempre hay algún tipo de obra, siempre quieren ampliar algo, que en la calle se va a hacer un arreglo, entonces cuando aprovechamos nos metemos. Y listo, vamos para adelante", ha explicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies