Hallan el cadáver de otro de los vietnamitas secuestrados por Abú Sayyaf en noviembre

 

Hallan el cadáver de otro de los vietnamitas secuestrados por Abú Sayyaf en noviembre

Publicado 14/07/2017 2:06:38CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades filipinas han hallado el cuerpo de uno de los vietnamitas secuestrados en noviembre ha sido, algo más de una semana después de confirmar la decapitación por parte del grupo insurgente Abú Sayyaf de otros dos.

El cuerpo fue hallado con varias heridas por arma de fuego en la localidad de Patikul, en la isla de Joló, el pasado 8 de julio, y recuperado horas después de un enfrentamiento entre el Ejército y el grupo filipino, según ha recogido el diario 'Philippines Star'.

La Fuerza de Tarea Conjunta del Ejército en Joló ha entregado el cuerpo a la unidad de Secuestros de la Policía para su análisis forense. Si bien las autoridades creen que se trata de Tran Khac Dung, aunque todavía no se ha establecido la causa de la muerte y creen que podría haber muerto durante el enfrentamiento.

El pasado 5 de julio hallaron en la localidad de Sumisip los cuerpos decapitados de dos vietnamitas identificados como Hoang Thong y Hoang Va Hai.

Tanto ellos como este último eran tripulantes de la embarcación que fueron secuestrados el pasado 11 de noviembre tras un ataque del grupo armado. El ataque se saldó con seis marineros de un carguero secuestrados, si bien dejaron herido a un séptimo.

Otro de los rehenes, de 28 años, fue rescatado por el Ejército el mes pasado. Los otros dos, no obstante, siguen en manos del grupo.

Abú Sayyaf, que ha jurado lealtad a Estado Islámico, ha interceptado varios buques en aguas cercanas a las fronteras con Malasia e Indonesia, secuestrando a decenas de marineros.

El grupo es conocido por sus ataques y asaltos a buques, que han demostrado su eficacia y les han permitido ganar grandes cantidades de dinero con los rescates.

Abú Sayyaf decapitó a dos rehenes canadienses en 2016. Junto a ellos fueron secuestrados un ciudadano noruego, Kjartan Sekkingstad, junto a su mujer filipina, Marites Flor, ambos liberados el pasado mes de septiembre. Si bien no se confirmó el pago de ningún rescate, Abú Sayyaf no suele liberar a sus secuestrados sin cobrar.

Este mismo año el grupo decapitó a un rehén alemán de 70 años al que había secuestrado mientras navegaba junto a su mujer en un yate privado en noviembre de 2016. Su esposa fue hallada sin vida en el interior de la embarcación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies