Haniye apoya el establecimiento de un Estado palestino

Actualizado 01/10/2011 11:32:04 CET

JERUSALÉN, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro palestino y el líder de Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniye, ha apoyado este viernes el establecimiento de un Estado palestino sobre los territorios liberados, pero no a cambio de reconocer a Israel o ceder otros derechos.

"Apoyamos (la creación de) un Estado que refleje la dignidad del pueblo palestino, no vamos a rogar por un Estado", ha dicho. "Continuaremos la lucha y nos mantendremos preparados porque creemos que la victoria está cerca", ha valorado Haniye.

Haniye ha recalcado que la tierra palestina es un una fundación islámica que no puede ser negociada, según ha informado la agencia de noticias palestina Maan. Asimismo, ha agregado que los esfuerzos de la Autoridad Palestina en Cisjordania han sido unilaterales y realizados sin consultar al resto de facciones, lo que, a su juicio, ha permitido a Israel mantener el control del 78 por ciento de Palestina en situación de "punto muerto".

Haniye ha subrayado, en conversaciones con las delegaciones de Túnez y Kuwait, que el pueblo palestino ha luchado durante 60 años para liberar su tierra y no renunciará a sus derechos, especialmente al derecho de retorno de los refugiados provocados por las operaciones militares israelíes entre 1947 y 1948. En este sentido, ha señalado que los pasos dados en cualquier dirección que no sea la de la preservación de los derechos será perjudicial.

Por otra parte, la Comisión sobre Admisión de Nuevos Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU ha concluido este viernes su primer encuentro para discutir la posible integración del Estado palestino como miembro de pleno derecho con el compromiso de mantener, la próxima semana, una segunda reunión.

Los palestinos creen que el documento será devuelto al Consejo de Seguridad para su votación definitiva en cuestión de semanas, aunque otras fuentes diplomáticas han advertido de que podría quedar atascado incluso durante meses.

En cualquier caso, los palestinos pueden lograr una primera victoria si consiguen que la comisión de admisiones recomiende al Consejo que acepte la solicitud, para lo cual sólo necesitarían la mayoría simple de los miembros, es decir, que ocho países se mostrasen partidarios a su ingreso.

En el Consejo de Seguridad, sin embargo, la iniciativa necesita nueve votos a favor y que ninguno de los miembros permanentes --Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, China y Francia-- utilice su derecho a veto.