Hariri describe como "un éxito para todo el país" el acuerdo sobre la nueva ley electoral en Líbano

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri
MOHAMED AZAKIR/REUTERS
Publicado 14/06/2017 2:49:25CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, ha descrito este martes como "un éxito para todo el país" el acuerdo sobre la nueva ley electoral, que sustituirá a la actual, que data de 1960.

"No es un éxito para un partido o una secta, sino para todo el país, y en mi opinión era el último punto clave controvertido en el país", ha sostenido, según ha informado el diario local 'An Nahar'.

Así, ha defendido que "tras este éxito, no hay más conflictos políticos que paralicen el país y obstruyan el proyecto de revivir la economía y encontrar oportunidades de trabajo para los jóvenes".

"Es responsabilidad de todos preservar la estabilidad interna y proteger a nuestra gente y nuestro país de las tormentas que hay alrededor en la región", ha remachado Hariri.

Los partidos libaneses finalmente han llegado este martes a un acuerdo para reformar la ley electoral vigente, según ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores, Gebran Bassil, zanjando así la última crisis política en el país.

El borrador consensuado incorpora la representación proporcional, divide Líbano en 15 distritos electorales --dos para Beirut--, reserva seis escaños para los libaneses en el extranjero, autoriza a votar a los expatriados e impone un porcentaje mínimo de votos para entrar en el Parlamento, entre otras cosas.

Además, conforme recoge la prensa local, el presidente, Michel Aoun, y Hariri habrían pactado ya una fecha para las próximas elecciones, si bien este extremo no está confirmado. El ministro de Interior, Nuhad Machnuk, ha indicado que para organizar los comicios se necesitarán al menos siete meses.

El acuerdo sobre la ley electoral ha acabado con una crisis política que amenazaba con dinamitar el acuerdo que facilitó la designación de Aoun como presidente, después de más de dos años de vacío. Los partidos llevan meses negociando la reforma, para lo cual tenían como fecha límite el 20 de junio, cuando expira el mandato del Parlamento.

Líbano nunca ha estado sin una sede legislativa operativa pero el actual Congreso ya ha extendido su mandato dos veces desde que comenzó su andadura, en 2009, por el desacuerdo entre los partidos en torno a la ley electoral y otras cuestiones.

El Parlamento libanés reparte los 128 escaños que lo conforman entre las comunidades cristianas y musulmanas del país, conforme al acuerdo de Taif, que acabó con la guerra civil que arrasó el país entre 1975 y 1990.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies