Hariri desvela que planea aumentar la presencia del Ejército en la frontera con Israel

El primer ministro libanés, Saad Hariri
REUTERS / AZIZ TAHER - Archivo
Publicado 15/03/2018 22:05:26CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, ha desvelado este jueves que planea aumentar la presencia del Ejército en la frontera sur y ha advertido de que Israel "sigue siendo la principal amenaza" para el país.

"Se trata de violaciones diarias de nuestra soberanía, y esto debe terminar", ha señalado Hariri, quien ha indicado que Beirut "piensa en formas de avanzar desde un estado de cese de hostilidades a uno de alto el fuego permanente".

Sin embargo, ha lamentado que "Israel sigue adelante con sus planes para construir muros en zonas de la Línea Azul", al tiempo que ha recalcado que "la seguridad viable de Líbano significa seguridad viable para toda la región", según ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

"Todos los esfuerzos deben canalizarse a mantener la paz y la calma en nuestras fronteras", ha dicho, antes de dar las gracias a la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL) por su papel en este sentido.

La propia FINUL dijo la semana pasada que ni Líbano ni Israel tienen "apetito" por una inestabilidad en la frontera y resaltó que ambas partes mantienen conversaciones casi diarias sobre su disputa fronteriza.

"Hay una participación total de todas las partes y ha habido reuniones casi diarias. El diálogo está abierto. Nadie se ha salido hasta la fecha de estas reuniones", dijo el portavoz de la FINUL, Andrea Tenenti.

Las tensiones han aumentado en las últimas semanas debido a la construcción de una valla en la frontera por parte de Israel, una exploración gasística frente a las costas libanesas y el papel del partido-milicia chií libanés Hezbolá.

Líbano describió recientemente como "una agresión" la construcción de la valla en la Línea Azul y aseguró que la misma penetra en su territorio, lo que ha sido negado por Israel.

Por otra parte, Beirut ha iniciado una exploración petrolera y gasística en una zona marítima cercana a la frontera común y reclamada por Israel.

"Hay voluntad de mantener este diálogo abierto. Creo que, al margen de la tensa retórica, la realidad sobre el terreno es diferente y no hay un apetito por una inestabilidad o una guerra", subrayó Tenenti.

Así, manifestó que "los últimos doce años han sido el periodo más tranquilo en el sur de Líbano en más de tres décadas", si bien sostuvo que "es importante tener en cuenta que las cosas en la Línea Azul son en general muy sensibles".

"Cualquier cosa podría desatar algo mayor e incrementar la tensión si no se le hace frente de forma inmediata", remachó.

Israel ocupó el sur de Líbano entre 1982 y 2000 y en 2006 lanzó una guerra asimétrica contra Hezbolá que duró poco más de un mes y que se saldó con la muerte de unas 1.200 personas en Líbano --la mayoría civiles-- y 160 israelíes --la mayoría soldados--, así como con importantes daños materiales en el país árabe.