Hariri dice que "no está loco" y que no va a presentar su dimisión como primer ministro designado de Líbano

Saad Hariri
REUTERS / MOHAMED AZAKIR - Archivo
Publicado 05/09/2018 14:46:52CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro designado de Líbano, Saad Hariri, ha afirmado este miércoles que "no está loco" y que no va a presentar su dimisión, a pesar de los retrasos en sus intentos por formar Gobierno tras las elecciones de mayo.

"¿Estoy loco como para ofrecer el regalo de mi dimisión?", ha dicho en declaraciones ante ministros de su partido, Al Mustaqbal (Futuro), según ha informado el diario local 'Al Ajbar'.

Hariri desveló el lunes que había entregado al presidente del país, Michel Aoun, su nueva propuesta para formar un gobierno de "unidad" que contemple un equilibrio entre las fuerzas políticas del país.

Ante la situación, el presidente del Parlamento, Nabih Berri, ha alertado este mismo miércoles de que el país está "en cuidados intensivos" y que la situación económica "es muy peligrosa", según ha dicho el parlamentario Alí Bazzi, miembro del partido AMAL --liderado por Berri--, tras un encuentro con él.

Aoun designó nuevamente como primer ministro a Hariri el 24 de mayo, después de que el líder del Movimiento Al Mustaqbal recabara los apoyos necesarios en el Parlamento.

La decisión de la Presidencia cumplió así con el complicado reparto de poderes en el país, que reserva el cargo de primer ministro a un suní. La reelección de Hariri se daba prácticamente por garantizada, debido a los apoyos con los que contaba el político.

Está previsto que el nuevo Gobierno sea un reflejo del aumento de los escaños obtenidos por Hezbolá y sus aliados, que cuentan con 70 de los 128 escaños del Parlamento, y la formación --considerada como un grupo terrorista por Estados Unidos-- podría obtener más carteras y de mayor relevancia.

Por su parte, Fuerzas Libanesas, un firme rival político del partido-milicia, espera igualmente reforzar su posición tras duplicar su número de escaños y llegar hasta los 15. El partido de Hariri, Al Mustaqbal (Futuro), perdió un tercio de sus representantes y se quedó en 22.

Hezbolá ha participado desde hace años en el conflicto en Siria, en violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Esta situación ha supuesto numerosas críticas al partido-milicia desde diversos sectores políticos y sociales de Líbano, especialmente desde los bloques de Al Mustaqbal y Fuerzas Libanesas, que piden además que el grupo entregue su arsenal y deje de operar al margen del Ejército del país.

Contador