Heridas al menos 6 personas por la explosión de una motocicleta bomba en Tailandia

Actualizado 01/03/2013 12:00:26 CET

BANGKOK, 1 Mar. (Reuters/EP) -

Al menos seis personas han resultado heridas este viernes por la explosión de una motocicleta bomba en un mercado de la provincia de Narathiwat, en el sur de Tailandia, un día después de que se anunciase el comienzo de las conversaciones con el Barusan Revolusi Nacional (BRN) --un grupo rebelde musulmán-- para poner fin al conflicto, en el que han muerto más de 5.000 personas desde 2004.

Por el momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría de los hechos. Tras el atentado con el vehículo, se produjo la explosión de un coche bomba delante de una comisaría de Policía en Narathiwat pero nadie ha resultado herido.

Este jueves, el primer ministro malasio, Najib Razak, anunció a través de un comunicado al término de su encuentro con su homóloga tailandesa, Yingluck Shinawatra, que dentro de dos semanas empezarían las conversaciones entre el Gobierno de Tailandia y el BRN en Kuala Lumpur con la mediación de Malasia. Razak no informó de si el acuerdo irá seguido de un alto el fuego.

Las autoridades tailandesas calculan que hay unos 9.000 rebeldes musulmanes operando a través de la frontera entre ambos países, de los cuales un millar estaría asentado en el lado malasio, por lo que con el acuerdo también esperan recabar la cooperación de Kuala Lumpur.

El Gobierno atribuye los ataques en el sur al BRN, una escisión del Frente Nacional Revolucionario Malayo de Pattani, que pide más autonomía. No obstante, hay otros grupos rebeldes, como la Organización para la Liberación de una Pattani Unida (PULO), que también reclaman un estado independiente.

Fuentes de seguridad han revelado al 'Bangkok Post' que, aunque es cierto que el BRN es el responsable de la mayor parte de los ataques en el sur, no controla todas las milicias musulmanas, incluidas las que se niegan a iniciar un diálogo de paz con el Gobierno.

Las provincias de Pattani, Narathiwat y Yala, formaban parte de un sultanato musulmán malayo antes de que en 1909 se integraran en Tailandia, un país principalmente budista. Las tensiones separatistas se han mantenido desde entonces y el malestar de la población musulmana ha ido en aumento a causa de la presencia y del comportamiento de policías, militares y paramilitares tailandeses.

Desde enero de 2004, las tres provincias han sido escenarios de ataques y atentados perpetrados por los insurgentes islamistas. En este periodo han muerto más de 5.300 personas y han resultado heridas más de 9.000, según los datos de Deep South Watch, una organización que recaba informaciones sobre la violencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies