Herido de bala en un pie un joven palestino por disparos de las fuerzas israelíes en Jabaliya

Actualizado 27/04/2013 5:12:45 CET

JERUSALÉN, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un joven palestino de 17 años de edad ha resultado herido de bala en un pie este viernes a causa de disparos efectuados por las fuerzas de seguridad israelíes en el campamento de refugiados de Jabaliya, ubicado en el norte de la Franja de Gaza.

El herido, Jamil Hisha, ha sido trasladado a un hospital, donde ha ingresado con pronóstico moderado, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan. Hasta el momento el Ejército israelí no se ha pronunciado sobre el incidente.

El incidente ha tenido lugar apenas un día después de que un joven de 17 años resultara también herido de bala en un pie durante un enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas de seguridad israelíes en Abu Dis, ubicada al este de Jerusalén Este.

El suceso tuvo lugar después de que soldados israelíes dispararan gases lacrimógenos contra varias escuelas tras las protestas de los residentes contra una visita por parte de un agente de la Inteligencia israelí a la localidad.

Varios estudiantes sufrieron dificultades respiratorias a causa de los gases lacrimógenos, que han provocado la evacuación de las escuelas. Asimismo, una estudiante sufrió heridas en la cabeza tras caerse cuando intentaba huir de las fuerzas israelíes.

El miércoles, dos palestinos resultaran heridos a causa de disparos efectuados por las fuerzas de seguridad israelíes en dos incidentes separados en el barrio jerosomilitano de Issawiya y en la localidad de Jalbun.

En las últimas semanas, dos palestinos han muerto y más de una decena han resultado heridos de bala por disparos de las fuerzas israelíes.

A principios de abril, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, criticó a Israel por el incremento del uso de fuego real para disolver manifestaciones en Cisjordania y aseguró que "parece que Israel quiere llevar la situación hacia una tercera Intifada".

Por su parte, el exprimer ministro de la organización Salam Fayyad, condenó con firmeza el uso de fuego real por parte de las fuerzas de seguridad israelíes contra manifestantes pacíficos, al tiempo que apuntó que la comunidad ha de intervenir inmediatamente para forzar a Israel a poner fin a estos ataques.