Hermanos Musulmanes negocia una coalición islamista en el Parlamento Egipcio

Actualizado 13/07/2012 10:42:30 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Partido Justicia y Construcción (PJC), vinculado a Hermanos Musulmanes, ha anunciado este jueves que está en conversaciones con otros partidos políticos y con los candidatos independientes para formar una coalición islamista en el Parlamento libio y que la Alianza de Fuerzas Nacionales (NFA), el partido político liderado por el ex primer ministro Mahmoud Jibril, no participa en el diálogo.

"Hemos estado en contacto con unos diez partidos políticos y con un buen número de candidatos independientes", ha dicho el líder del PJC, Mohamed Sawan, en declaraciones recogidas por el diario 'Libya Herald'.

Sawan ha revelado que estas conversaciones incluyen a las principales formaciones islamistas, como el Partido Nacional y el Partido Patria, que habrían obtenido uno y dos escaños por la ciudad de Benghazi (este), respectivamente, frente a los diez del PJC y los 28 del NFA.

Si bien, ha aclarado que, "hasta ahora", las negociaciones "no incluyen a Jibril" porque, aunque el PJC y el NFA están de acuerdo en "ciertos asuntos", "la distancia entre ambos es mayor que la que hay entre el PJC y otros partidos políticos".

"Jibril cree que la 'sharia' (ley islámica) solo puede influir en ciertos ámbitos de la vida, en ese sentido es como (el ex líder libio Muamar) Gadafi. Pero el Islam no permite escoger, así que el Gobierno debe reforzar la presencia del Islam en todos los ámbitos", ha explicado.

Aunque los resultados oficiales de las elecciones legislativas no se conocerán hasta el fin de semana, según fuentes de la Comisión Electoral citadas por 'The Tripoli Post', los datos publicados por la prensa apuntan a una victoria abrumadora del NFA, lo que rompería la tendencia victoriosa de los partidos islamistas en los comicios celebrados en los países de la Primavera Árabe.

Interrogado sobre si le preocupa que su decisión de excluir a Jibril, a pesar de los votos que ha obtenido, pueda provocar tensiones sociales, Sawan ha descartado esta opción, indicando que durante la campaña electoral el ex primer ministro usó muchos "trucos" que despistaron a los votantes.

"Mucha gente pensó que Jibril se estaba presentando como un candidato independiente porque su cara aparecía en muchos carteles. Ahora que han descubierto que no era así, han comenzado a renegar de sus votos", ha aseverado.

Sawan también se ha referido a Jibril desde una perspectiva más personal, reconociendo que es un hombre capacitado para asumir responsabilidad, pero, según ha señalado, no de tipo gubernamental, precisamente, por su falta de compromiso con el Islam.

"Es un hombre muy educado que podría ser de mucha ayuda en el sector de la educación, podría ser profesor de universidad", ha sugerido. "Pero no está listo para asumir el control (del país) en tiempos tan difíciles", ha considerado.

REEDUCAR EN EL ISLAM

Antes de que se celebraran los comicios, muchos analistas políticos apuntaron que, a pesar de que Libia es un país mayoritariamente musulmán, la religión no tendría tanto peso entre los electores como en otros países de la región.

"Soy un buen musulmán, conozco mi religión y no necesito que ningún partido político me diga cómo ser musulmán, necesito que dirija el país", argumentaron muchos de los consultados, según ha recordado el rotativo libio.

"Creo que son buenos musulmanes, pero que no entienden el Islam como deberían. Queremos reeducar a la gente que no entiende el Islam. Nuestro objetivo es conseguir un Gobierno que viva por el Islam", ha dicho Sawan, en respuesta a esta cita.