Hezb-e-Islami critica al Gobierno de Afganistán por la lentitud de la aplicación del acuerdo de paz

Publicado 27/02/2017 6:07:07CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo Hezb-e-Islami ha criticado este domingo al Gobierno de Afganistán por la lentitud de la aplicación del acuerdo de paz firmado en 2016, recalcando que no se han tomado medidas para facilitar el regreso al país de su líder, Gulbuddin Hekmatyar.

"No se han dado pasos prácticos a nivel de medidas de seguridad, no se ha hecho nada", ha lamentado el portavoz del grupo, Hashmat Arshad, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Asimismo, ha reclamado la liberación de presos del grupo, tal y como estaba contemplado en el citado acuerdo, subrayando que "altos cargos de Hezb-e-Islami han de ser excarcelados".

El portavoz del Alto Consejo para la Paz, Ismail Qasimiyar, ha reconocido retrasos en la aplicación del acuerdo, si bien ha descartado que se trate de una situación preocupante.

"Por su puesto, existen algunos problemas, pero no son de una envergadura que vaya a retrasar el acuerdo o a ocasionar nuevas obstrucciones al proceso", ha valorado.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas levantó a principios de febrero las sanciones contra Hekmatyar, lo que potencialmente allana el camino para que el 'señor de la guerra' regrese a Afganistán.

El Gobierno había pedido levantar las sanciones como parte de un acuerdo de paz con Hekmatyar y su grupo insurgente este septiembre, un acuerdo no exento de polémica ya que supone de facto amnistiar a un líder muhayidín acusado de numerosos crímenes durante la guerra civil afgana.

Por el momento se desconoce el paradero de Hekmatyar desde que firmara el acuerdo de paz con el presidente afgano, Ashraf Ghani, el pasado mes de septiembre.

Las autoridades en Kabul esperan que Hekmatyar en algún momento regrese al país, pese a lo controvertido de su figura. Se considera una pieza clave para lograr la pacificación de Afganistán y muchos gobiernos extranjeros aplaudieron el acuerdo de paz, entre ellos Estados Unidos, al considerarlo un paso importante hacia la paz.

LA FIGURA DE HEKMATYAR

Hekmatyar, una de las figuras 'muyahidín' de más relevancia durante la guerra contra la Unión Soviética en los ochenta, fue uno de los señores de la guerra que se vieron involucrados en una cruenta guerra civil tras la salida de las tropas soviéticas del país, que se saldó con cientos de miles de muertos, la mayoría de ellos civiles.

Durante dicho conflicto, los milicianos de Hekmatyar fueron responsables de gran parte de la destrucción de Kabul debido a sus continuos bombardeos contra la capital, que provocaron miles de víctimas civiles.

Posteriormente, accedió al cargo de primer ministro entre 1993 y 1994 --y de nuevo por un breve periodo de tiempo en 1996--, antes de que los talibán se hicieran con el control de la capital, provocando su huida a Irán, donde permaneció durante seis años en medio de la desconfianza por parte de Teherán.

Finalmente, fue expulsado de Afganistán en 2002 en medio de presiones por parte del Gobierno de Estados Unidos y el recientemente establecido Ejecutivo afgano de Hamid Karzai tras la invasión estadounidense del país para expulsar a los talibán del poder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies