Hezbolá y Al Mustaqbal abogan por "unificar los acuerdos nacionales" en Líbano

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Hezbolá y Al Mustaqbal abogan por "unificar los acuerdos nacionales" en Líbano

Publicado 21/10/2016 4:46:26CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El partido-milicia chií libanés Hezbolá y el Movimiento Al Mutaqbal han pedido este jueves "comunicación" para "unificar los acuerdos nacionales", tras el apoyo dado por el ex primer ministro Saad Hariri a la candidatura a la Presidencia de Líbano del líder del Movimiento Libre Patriótico (FPM), Michel Aoun.

Tras un encuentro entre delegaciones de ambos partidos, las formaciones han subrayado "su voluntad de continuar la comunicación entre todas las partes para unificar los acuerdos nacionales", según ha informado el diario local 'An Nahar'.

El comunicado ha sido publicado poco después de que Aoun prometiera que "nadie será excluido" en caso de que acceda a la Presidencia del país árabe, tras el apoyo recibido por parte de Hariri.

El líder del FPM ha respondido así a las críticas del presidente del Parlamento, Nabih Berri, quien ha acusado a Aoun y Hariri de buscar un acuerdo para compartir el poder y "marginalizar al chiísmo político".

Berri, líder del partido AMAL, ha sido crítico con el acuerdo presuntamente alcanzado por los líderes del FPM y Al Mustaqbal, que implicaría el nombramiento de Hariri como primer ministro a cambio de su apoyo a la candidatura de Aoun a la Presidencia.

Aoun ha contado desde el principio con el apoyo de Hezbolá --aliado de AMAL--, mientras que Hariri ha apoyado primero al líder de Falanges Libanesas, Samir Geagea, y posteriormente al líder del Movimiento Marada, Suleiman Franjieh.

El respaldo de Hariri, sin embargo, no es definitivo para garantizar la elección de Aoun, que aún se enfrentará a la oposición de importantes voces como la de Berri.

El sistema político libanés contempla que la Presidencia del país debe ser ocupada por un cristiano, mientras que el primer ministro debe ser suní y el presidente del Parlamento, chií.

La falta de acuerdo sobre el sucesor de Michel Suleiman --quien abandonó el cargo en mayo de 2014-- ha llevado al país a sufrir el vacío presidencial más largo en su historia, si bien la situación no ha derivado en un conflicto armado, tal y como ocurrió en 1988 y en 2008.

En las dos ocasiones anteriores, las diferencias a la hora de seleccionar al presidente se saldaron con acuerdos regionales, una opción que parece distante en estos momentos debido a la inestabilidad que sufre Oriente Próximo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies