Hollande anuncia la voluntad de Francia de "cooperar" para hacer frente a la ofensiva del Estado Islámico

 

Hollande anuncia la voluntad de Francia de "cooperar" para hacer frente a la ofensiva del Estado Islámico

Actualizado 07/07/2015 6:38:39 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, François Hollande, ha trasladado este jueves al presidente de la región semiautónoma del Kurdistán Iraquí, Masud Barzani, la voluntad de París de "cooperar" para hacer frente a la ofensiva lanzada por el grupo extremista suní Estado Islámico en el noreste del país.

Durante su conversación, Hollande ha manifestado que "la persecución llevada a cabo por este grupo terrorista contra las minorías religiosas, principalmente la cristiana y la yazidí --vinculada al zoroastrismo--, constituye un crimen muy grave".

"Los abusos abominables cometidos por el Estado Islámico tras la toma de Qaraqosh, la ciudad cristiana más importante del país, son la última manifestación de su locura destructiva", ha añadido, según un comunicado publicado por el Elíseo.

Así, ha destacado que esta situación "se suma a la angustia de una minoría vulnerable que tiene una necesidad imperiosa de la ayuda y el compromiso de todos". Por ello, Hollande ha recalcado la necesidad de "proteger a esta comunidad amenazada para que pueda permanecer en el país", al tiempo que ha expresado la voluntad de Francia de abrir sus fronteras para dar asilo "a aquellos que deseen salir del país y tengan lazos firmes con Francia".

El Estado Islámico ha tomado Qaraqosh en la madrugada del jueves, después de que las fuerzas kurdas se retiraran. Desde entonces, miles de cristianos han emprendido la huida de esta y otras ciudades cercanas.

Los yihadistas también se han hecho con el control de las ciudades de Majmur, Tilkaif y Al Kwair, en el norte de Irak, asegurando con ello sus posiciones en torno a la región autónoma de Kurdistán, de acuerdo con testigos citados por la agencia de noticias Reuters.

El Estado Islámico es una organización 'yihadista' nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

El ISIS proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

Desde entonces, ha lanzado numerosas campañas de venganza contra la comunidad chií y otras comunidades minoritarias de las zonas que controla, como la cristiana y la yazidí, ejecutando a decenas de personas y destruyendo numerosos lugares de culto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies