Hollande asegura que no hay salida al conflicto del Nagorno-Karabaj si no hay negociación

Publicado 03/04/2016 3:40:11CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, François Hollande, ha hecho un llamamiento al diálogo en la región del Nagorno-Karabaj, donde este sábado se han registrado fuertes enfrentamientos entre la parte azerí y la armenia, y ha asegurado que este conflicto no podrá llegar a su fin si no hay negociación entre ambas.

"No puede haber otra alternativa que la negociada", ha asegurado el presidente, en un comunicado difundido desde la página web del Elíseo. "El presidente de la República, que acogió a los presidentes armenio y azerí en París en octubre de 2014, reafirma su compromiso en favor de una solución pacífica a la mayor brevedad posible", ha añadido.

Asimismo, Hollande ha pedido a las partes "contención y un respeto inmediato, total y duradero del alto el fuego". "La prioridad absoluta debe ser la tranquilidad", ha indicado el presidente.

Francia copreside, junto a Estados Unidos y Rusia, el Grupo de Minsk, instituido en 1993 para impulsar una solución negociada del conflicto.

Hasta el momento, 18 militares armenios han muerto y 35 más han resultado heridos en los últimos combates registrados en la región, según el presidente armenio, Serzh Sargsian.

El Gobierno azerí ha acusado este sábado a Armenia de violar "hasta en 127 veces durante las últimas 24 horas el régimen del alto de fuego en distintas direcciones de la línea de separación".

A su vez, el Ministerio de Defensa de Armenia difundió una declaración sobre "las intensas acciones ofensivas lanzadas anoche por el enemigo en la línea de separación". Las autoridades de Nagorno-Karabaj --autoproclamada república independiente de facto con ayuda de Armenia--, acusaron a los azeríes "del uso de tanques, artillería y aviación".

CASI TRES DÉCADAS DE ENEMISTAD

Armenia y Azerbaiyán viven enemistados desde el inicio del conflicto de Nagorno-Karabaj, en 1988, cuando este enclave, poblado en su mayoría por armenios y con apoyo del Gobierno de Armenia, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

El Gobierno azerí perdió el control sobre Karabaj y siete distritos adyacentes tras una escalada de hostilidades en el período de 1992 a 1994.

Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia defiende los intereses de la autoproclamada República de Nagorno-Karabaj, que no es parte de las negociaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies