Hollande ve "inaceptable" la agresión a directivos de Air France

Directivos de Air France huyen descamisados de los trabajadores
JACKY NAEGELEN / REUTERS
Actualizado 06/10/2015 13:45:12 CET

PARÍS, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, François Hollande, ha calificado este martes de "intolerables" las agresiones sufridas este lunes por varios directivos de Air France durante una reunión en la que se estaba debatiendo la supresión de 2.900 puestos de trabajo y ha lamentado que el suceso haya empañado la imagen de Francia a nivel mundial.

Las imágenes del director de Recursos Humanos de Air France, Xavier Brosetta, tratando de saltar una valla con el torso desnudo después de que le hubieran arrancado a tirones la ropa un grupo de trabajadores de la aerolínea han dado la vuelta al mundo.

Durante un acto celebrado en Havre, Hollande ha apelado al "diálogo social". Según ha defendido, "cuando se interrumpe con violencia, contestaciones que adoptan formas inaceptables, vemos que eso puede tener consecuencias sobre la imagen, sobre el atractivo" del país.

Por su parte, el primer ministro, Manuel Valls, ha visitado este martes la sede de Air France, desde donde ha reconocido que las imágenes de lo ocurrido el lunes "hacen daño a nuestro país" ya que afectan tanto a la imagen de la aerolínea como de Francia.

"Sé cuánto se aprecia a Francia en el mundo", ha afirmado Valls, que ha incidido en que imágenes como las del lunes, con "violencia" contra personas, "son explotadas". Asimismo, ha aprovechado para llamar a la "responsabilidad" a los pilotos y a su principal sindicato, el SNPL, para resolver esta crisis.

"El Estado asume y asumirá sus responsabilidades pero la solución para Air France viene primero de la propia empresa", ha sostenido el primer ministro. "Cada uno debe asumir sus responsabilidades" porque "lo que está en juego es el futuro de la compañía", ha advertido.

El presidente del SNPL, Philippe Evain, había llamado esta mañana al Estado a salir de su silencio, ya que es propietario del 17 por ciento de las acciones de Air France. Según ha dicho, hace "meses que las organizaciones sindicales piden ser recibidas por el Gobierno" y no han recibido respuesta. "Hay que sentarse en la mesa", ha insistido, al tiempo que ha condenado "sin reserva" los acontecimientos del lunes.

Por su parte, el secretario de Estado de Transporte, Alain Vidalies, ha sostenido que "la mejor respuesta" a los incidentes son la reanudación del diálogo entre la aerolínea y los pilotos, al tiempo que ha descartado que el Estado asuma un papel más relevante que el que le confiere su participación en el capital de Air France.

INVESTIGACIÓN

En otro orden de cosas, la Fiscalía de Bobigny, un municipio situado en los alrededores de París, ha anunciado este martes la apertura de una investigación por las agresiones sufridas por los directivos de Air France.

La aerolínea había presentado una denuncia el lunes por la noche por "degradaciones" y "obstáculos al desarrollo" de la reunión de su comité central de empresa. Según Air France, cinco de sus directivos, incluido Broseta, también han presentado una denuncia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies