El Congreso decreta el estado de emergencia en las cárceles para evitar más casos de corrupción

Actualizado 04/08/2006 7:14:30 CET

TEGUCIGALPA, 4 Ago. (EP/AP) -

El Congreso de Honduras decretó este jueves el estado de emergencia en las 24 prisiones estatales del país en lo que se considera un intento por evitar la corrupción, los frecuentes asesinatos de presos y el tráfico de drogas.

La controvertida decisión fue aprobada por 128 congresistas de cinco partidos políticos, ya que según el Gobierno, en siete años se han fugado de los centros estatales 436 reclusos debido a la corrupción policial.

Entre 1999 y el 2004 se fugaron centenares de prisioneros y sólo 134 han sido capturados. Eso significa que el 70 por ciento de los privados de libertad continúa en libertad, lo que ha aumentado la alarma de la ciudadanía.

Expertos de las Naciones Unidas indicaron en un informe recientemente publicado que en Honduras prácticamente no hay un sistema penitenciario y que la Policía ostenta un exceso de poder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies