Fiscales determinan que el incendio en la cárcel de Comayagua fue accidental

 

Fiscales determinan que el incendio en la cárcel de Comayagua fue accidental

Actualizado 21/02/2012 18:49:12 CET

TEGUCIGALPA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha concluido que el incendio que acabó con la vida de 359 personas en la cárcel de Comayagua, en el centro de Honduras, fue causado accidentalmente por los propios reos y no intencionado como se habría especulado en un primer momento.

En las investigaciones se barajaron como hipótesis la posibilidad de que un cortocircuito hubiese generado las llamas o de que hubiese sido provocado por presos del pabellón seis para permitir una fuga masiva. También se habló de una posible reyerta entre bandas rivales.

Finalmente, los expertos locales y extranjeros que han investigado la tragedia "han concluido que el origen del incendio fue provocado por un accidente, que no se roció gasolina" ni hubo "una explosión o un cortocircuito", ha informado a Reuters la jefe de fiscales del Ministerio Público, Danelia Ferrera.

"Lo que se sospecha es que alguien estaba fumando o tenía encendida una vela y dio inicio al incendio", ha indicado Ferrera, al insistir en que en este incidente "no hubo mano criminal".

Todavía no han sido reveladas las causas de la muerte de los reclusos, aunque algunos de los forenses han informado de que la mayoría fallecieron calcinados o por asfixia. Sin embargo, familiares y los propios presos han denunciado que los policías encargados de la seguridad del penal dispararon contra los reclusos en medio de confusión generada por el incendio.

Las investigaciones y las autopsias se han realizado con el apoyo de especialistas sudamericanos, del Comité Internacional de la Cruz Roja y del Equipo de Respuesta Internacional de la Oficina de Bebidas Alcohólicas, Tabaco y Armas de Fuego, de Estados Unidos.

Menos de 30 cuerpos han sido entregados hasta la fecha a los familiares, quienes esta madrugada irrumpieron violentamente en la morgue para exigir celeridad en las autopsias.

Los familiares de las víctimas no han anunciado aún una demanda contra el Estado, sin embargo, el Gobierno de Porfirio Lobo ha reconocido que no cumplió con los convenios internacionales que exigen garantizar los derechos fundamentales de los presos y ha adelantado que intentarán lograr una "solución amistosa" con los parientes de los presos.

Las autoridades han admitido además que Coayagua vivía una situación grave de hacinamiento. Según datos oficiales, en el recinto había 851 presos, pese a que fue construido para albergar a poco más de 400 reclusos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies