Un hotel en Alemania prohíbe el uso del móvil y del ordenador en las zonas comunes

Publicado 17/04/2018 14:27:19CET

WEINSTADT (ALEMANIA), 17 Abr. (DPA/EP) -

"Una buena conversación es mucho más valiosa que el sonido de un teléfono móvil o del teclado de un ordenador", reza el mensaje de bienvenida de la web de un hotel de la ciudad alemana de Weinstadt que decidió prohibir el uso de estos dos dispositivos.

El veto digital en este establecimiento del pequeño enclave en la provincia de Baden-Wurtemberg, en el suroeste de Alemania, afecta en concreto a la sala en la que se sirven los desayunos, a la terraza exterior y al restaurante contiguo. En las mesas, además de cartas con menús, unos pequeños carteles alertan a los huéspedes de las normas de la casa.

"Somos de la opinión de que el uso del smartphone y del ordenador se nos está yendo de las manos", ha señalado la directora del hotel, Stéphanie Staudenmayer. "Queremos que nuestros clientes disfruten de la desconexión digital cuando están hospedados en nuestro hotel", ha añadido.

"Tiempo y tranquilidad, regreso a lo importante", es uno de los lemas de este negocio, que abrió sus puertas en 1992 en esta pequeña localidad cercana a Stuttgart y de menos de 30.000 habitantes. Sin embargo, en ocasiones ni los avisos en su página web ni en las mesas del hotel han surtido el efecto deseado y más de una vez los empleados han tenido que llamar la atención a alguno de los huéspedes.

"Seguramente reciben muchos comentarios de clientes que dicen que allí se sienten muy a gusto", ha indicado por su parte el portavoz de la asociación de hostelería de Baden-Wurtemberg, Daniel Ohl. "Que se pida a los comensales que no llamen por teléfono cuando están sentados a la mesa es cada vez más habitual en restaurantes de categoría", ha explicado a renglón seguido.

No obstante, la estancia en el hotel de Weinstadt no está reñida con mantener el contacto con amigos o seres queridos a través de las redes. Tanto en las habitaciones como en la entrada principal hay conexión a Internet y los clientes pueden aprovechar estos espacios para comunicarse digitalmente.