HRW acusa al Ejército de Birmania de cometer crímenes de guerra contra la minoría rohingya

Contador
Refugiados rohingya en Bangladesh
REUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN
Publicado 26/09/2017 13:43:43CET

NUEVA YORK, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rigts Watch (HRW) ha acusado este martes al Ejército de Birmania de estar cometiendo crímenes de guerra contra la minoría rohingya en el estado de Rajine, con prácticas como las deportaciones forzosas, los asesinatos, las violaciones y diversas formas de persecución.

LA ONG ha señalado que las violaciones contra los Derechos Humanos que está llevando a cabo el Ejército contra esta comunidad musulmana en el noreste de Birmania, han provocado innumerables muertes y desplazamientos masivos.

"El Ejército de Birmania está expulsando brutalmente a los rohingyas del estado de Rajine", ha asegurado el director legal y de políticas de Human Rights Watch, James Ross. "Las masacres de ciudadanos y la quema masiva de viviendas, que ha expulsado a estas personas de sus casas, son crímenes contra la Humanidad", ha añadido.

HRW ha resaltado que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y al resto de potencias internacionales preocupadas por esta situación deberían imponer de manera urgente sanciones y un embargo de armas contra el Ejército birmano para frenar los abusos contra los Derechos Humanos cometidos por los militares.

Asimismo, la organización ha afirmado que el Consejo de Seguridad debería exigir al Gobierno de Birmania que permita el acceso de las agencias de ayuda humanitaria a las zonas con población afectada, así como la entrada de una comisión de investigación de Naciones Unidas para que indague en los abusos que se han cometido y garantice el regreso voluntario y seguro a casa de aquellas personas que han sido desplazadas.

Naciones Unidas también debería debatir la implementación algunas medidas para llevar a los responsables de estos crímenes contra la Humanidad ante la Justicia e incluso ante el Tribunal Supremo Internacional, ha exigido HRW.

Los crímenes contra la Humanidad son definidos en el derecho internacional como actos criminales específicos "cometidos como parte de un ataque generalizado o sistemático dirigido contra cualquier grupo de población civil, con conocimiento de dicho ataque".

Los ataques contra los rohingya por parte del Ejército birmano han sido sistemáticos y generalizados. Según HRW, las declaraciones del Ejército y de las autoridades gubernamentales han reflejado la intención de atacar a estas personas.

Los crímenes contra la Humanidad que quedan bajo la jurisdicción del Tribunal Supremo Internacional de La Haya y que son crímenes de jurisdicción universal pueden ser enjuiciados ante tribunales nacionales en países fuera de Birmania, aunque ni la víctima ni el agresor sea nacional de ese país.

HRW ha constatado gracias a un análisis de imágenes satélites la comisión de crímenes de deportación y traslados forzados de población, asesinato, persecuciones, violaciones y otros abusos sexuales.

La ONG ha señalado que la "persecución" se define como "la privación intencional y grave de los derechos fundamentales en vulneración del derecho internacional por razones de identidad de un grupo o colectividad". Estos abusos también se consideran limpieza étnica, un término no definido bajo el derecho internacional.

Desde el 25 de agosto, cuando los milicianos del Ejército de Salvación Rohingya de Arakan perpetraron un ataque contra 30 puestos policiales en el estado de Rajine, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo incendios masivos, asesinatos, violaciones, saqueos y han destruido cientos de aldeas.

Esta situación ha obligado a más de 400,000 rohingya a huir a Bangladesh. HRW ha registrado que el Gobierno birmano lleva cometiendo crímenes contra la Humanidad contra la población rohingya en el estado de Rajine desde el año 2012.

"Colocarle una etiqueta legal a los crímenes espantosos que ha cometido el Ejército birmano contra las familias rohingyas puede parecer inconsecuente", ha asegurado Ross. "Pero el reconocimiento mundial de que se están produciendo crímenes contra la Humanidad debe impulsar a Naciones Unidas y a los gobiernos que estén preocupados a actuar contra el Ejército birmano para poner fin a estos crímenes", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies