HRW asegura que las fuerzas de seguridad de Camboya violan la ley del país que prohíbe su actividad política

Hun Sen
REUTERS / PRING SAMRANG
Actualizado 12/07/2018 7:39:52 CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha asegurado que militares y policías de Camboya están haciendo campaña por el gubernamental Partido del Pueblo de Camboya (CPP), violando así la ley del país que prohíbe su actividad política.

Camboya celebrará elecciones el próximo 29 de julio en un entorno en el que el opositor Partido Nacional de Rescate de Camboya (CNRP) fue disuelto, su presidente, Kem Sokha, fue detenido y su fundador, Sam Rainsy, fue obligado a exiliarse.

Según la organización, altos miembros de las fuerzas de seguridad han apoyado al primer ministro de Camboya, Hun Sen, y al CPP en numerosos mítines públicos y otros eventos en el país.

El Artículo 9 de la Ley sobre el Estatuto General del Personal Militar de las Fuerzas Armadas Reales de Camboya (RCAF), establece que "el personal militar será neutral en sus funciones y actividades laborales y el uso de títulos y los materiales del estado para cualquier actividad política estará prohibido", según HRW.

"Para ganar unas elecciones ficticias, no es suficiente que el gobernante CPP prohíba a la oposición, controla todas las instituciones electorales y mantenga el control sobre los medios", ha señalado el director para Asia de HRW, Brad Adams. "Aparentemente, el CPP piensa que también necesita desplegar a algunos de los generales más temidos del país para hacer campaña e intimidar a la gente para que vaya a las urnas", ha aseverado.

Según los medios locales, el general Sao Sokha, comandante supremo en funciones del Ejército de Camboya, aseguró en la provincia de Kandal que "bajo el sabio liderazgo de Samdech Techo Hun Sen, primer ministro de Camboya, nuestro país se ha desarrollado en carreteras, puentes, canales, escuelas, hospitales...".

La organización HRW ha recalcado que otros ocho miembros de alto rango de las fuerzas de seguridad también han participado en actos de campaña del CPP, entre otros el general Hing Bun Heahg, que fue recientemente sancionado por parte de Estados Unidos por violaciones de los Derechos Humanos.

"Los principios democráticos básico requieren la neutralidad política del Ejército y la policía para que las elecciones sean libres, justas y creíbles", ha manifestado Adams. "Pero nada acerca de estas elecciones es democrático, por lo que no es una sorpresa que el CPP esté utilizando a comandantes de alto rango como activistas del partido gobernante. Los gobiernos extranjeros que han invertido miles de millones de dólares en Camboya durante las últimas décadas para promover la democracia deberían protestar por este abuso del proceso electoral", ha añadido.