HRW critica la decisión de Sudáfrica de iniciar el proceso de retirada del TPI

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

HRW critica la decisión de Sudáfrica de iniciar el proceso de retirada del TPI

Sede del Tribunal Penal Interancional (TPI) en La Haya
MICHAEL KOOREN / REUTERS
Publicado 21/10/2016 7:44:58CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha criticado este viernes la decisión del Gobierno de Sudáfrica de iniciar de forma oficial el proceso para abandonar el Tribunal Penal Internacional (TPI).

"La retirada del TPI propuesta por Sudáfrica demuestra una alarmante indiferencia por la justicia por parte de un país visto durante mucho tiempo como un líder global en la rendición de cuentas para las víctimas de los crímenes más grave", ha dicho Dewa Mavhinga, investigador de la ONG para África.

Así, ha destacado que "aún está por ver si el Gobierno (sudafricano) ha respetado sus propias leyes a la hora de abandonar el tribunal", recalcando que "es importante tanto para Sudáfrica como para la región que este tren de abandono pierda velocidad y que el legado de Sudáfrica por su apoyo a las víctimas de atrocidades sea restaurado".

El Gobierno del país africano ha enviado una notificación de retirada del Estatuto de Roma a Naciones Unidas, lo que supone el inicio formal del proceso.

En la notificación, a la que ha tenido acceso el citado diario, Sudáfrica critica el "sesgo" del TPI contra los estados africanos, citando el incidente diplomático desatado el año pasado durante la visita al país del presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir.

"Sudáfrica ha determinado que sus obligaciones respecto a la resolución pacífica de conflictos es en ocasiones incompatible con la interpretación dada por el TPI a las obligaciones derivadas del Estatuto de Roma", indica el texto.

Las autoridades sudafricanas no impidieron que Al Bashir, acusado de ser el autor intelectual del genocidio en Darfur, dejase la cumbre de la Unión Africana (UA) en Sudáfrica y volviera a Sudán, desafiando a un tribunal local que había ordenado su detención a raíz de la dictada por el TPI.

La salida del país de Al Bashir desencadenó la indignación internacional y subrayó la profunda brecha entre el TPI y las potencias africanas, que han acusado al tribunal de ser imparcial contra el continente.

El organismo, creado para juzgar los crímenes más graves cuando los tribunales locales no lo logran, solo ha imputado a ciudadanos africanos. El 11 de octubre, el Parlamento de Burundi votó a favor de abandonar el tribunal.

La notificación, nombrada 'Instrumento de Retirada', fue firmada el miércoles 19 de octubre por la ministra de Exteriores sudafricano, Maite Nkoana-Mashabane.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies