HRW critica a India por respaldar el uso de civiles como 'escudos humanos' en los disturbios en Cachemira

Publicado 01/06/2017 7:53:12CET

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha criticado este jueves a India por apoyar el uso de civiles como 'escudos humanos' durante los disturbios en la zona de la región de Cachemira bajo su administración.

Altos cargos del país, entre ellos el fiscal general, el ministro de Defensa y el jefe del Ejército, han apoyado al mayor Litul Gogoi por su idea de atar a un civil en la parte delantera de un todoterreno militar para evitar que los manifestantes les lanzaran piedras.

"Los soldados tienen una tarea difícil en Cachemira y deberían ser premiados por salvar vidas, no por poner a otros en riesgo de forma deliberada y violar sus derechos", ha dicho el director de HRW para Asia meridional, Meenakshi Ganguly.

"El apoyo por parte de altos cargos del Ejército y el Gobierno a una acción ilegal sólo aviva futuras ilegalidades por parte de las fuerzas de seguridad y los manifestantes", ha advertido. Gogoi ha sido propuesto para una condecoración.

Así, Ganguly ha destacado que "los sucesivos gobiernos indios han resistido ante el escrutinio internacional sobre la situación en Cachemira asegurando que se han dado pasos para reducir las violaciones de los Derechos Humanos".

"Las alabanzas públicas por parte de altos cargos por un acto de extrema crueldad debería poner fin a la creencia de que el Gobierno es serio respecto a sus esfuerzos de lograr que el personal de las fuerzas de seguridad rinde cuentas por sus graves abusos", ha remachado.

Gogoi ha defendido su acción, que quedó grabada en vídeo (https://youtu.be/YpXJMN87uoQ), argumentando que ello salvó vidas, al impedir que se abriera fuego contra los manifestantes, que dejaron de tirar piedras.

La víctima, Faruq Dar, ha asegurado que volvía a casa después de votar y que no pertenece a ningún grupo armado ni participaba en las manifestaciones ni en el lanzamiento de piedras.

En los últimos meses, decenas de civiles han muerto a causa de la actuación de las fuerzas de seguridad durante las protestas contra las autoridades, lo que ha llevado a Pakistán a denunciar las medidas represivas de India en la región.

Por otra parte, las fuerzas de seguridad indias desplegadas en Cachemira han sido objetivo de decenas de ataques, en medio de acusaciones de Nueva Delhi a las autoridades paquistaníes por respaldar a grupos separatistas.

Pakistán e India se disputan la Cachemira histórica desde 1947, un conflicto que ha provocado tres grandes guerras entre los dos países desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies