HRW denuncia que Boko Haram secuestró a más de 500 menores en Borno en noviembre de 2014

Publicado 31/03/2017 7:06:32CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este jueves que la secta islamista Boko Haram secuestró a más de 500 menores de edad en la localidad de Damasak, ubicada en el estado de Borno (noreste), en noviembre de 2014.

La investigadora de la ONG Mausi Segun ha señalado que los secuestros fueron denunciados por líderes tradicionales en abril de 2015, después de que tropas de Nigeria y Chad lograran retomar brevemente la ciudad.

Segun ha indicado que Boko Haram encerró a cientos de niños en una escuela primaria de la ciudad que utilizó como base para adoctrinarlos sobre su ideología.

La localidad fue finalmente recuperada de manos de Boko Haram por la Fuerza Multinacional Conjunta ---integrada por Nigeria, Chad, Níger y Camerún-- en julio de 2016, y en la actualidad cuenta con una base del Ejército nigeriano.

"Las autoridades nigerianas no han reconocido públicamente los secuestros en Damasak ni han informado de esfuerzos para recuperar a los niños desaparecidos", ha dicho Segun.

Líderes tradicionales entrevistados por HRW han relatado que las autoridades no han respondido a la lista que entregaron. "Tras dos años, los padres de los desaparecidos están desesperados en busca de información, pero no han recibido más que rumores", ha lamentado.

La cifra de secuestrados facilitada por HRW supera ampliamente el caso de Chibok, donde Boko Haram secuestró a más de 250 niñas en una escuela, desencadenando una campaña internacional para reclamar su liberación.

"Mientras la atención y preocupación internacional se ha centrado en el secuestro de las niñas de Chibok en 2014, cientos de otros niños siguen desaparecidos en el atribulado noreste de Nigeria", ha recalcado Segun.

"Las autoridades deben dar a los familiares actualizaciones regulares sobre los esfuerzos para localizar y rescatar a todas las víctimas de secuestros de Boko Haram", ha manifestado, resaltando que "los líderes de Boko Haram deben garantizar la liberación de todos los niños y del resto de secuestrados".

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha dicho en repetidas ocasiones que tanto él como su Gobierno están comprometidos a asegurar que las niñas de Chibok vuelvan a sus casas.

Según ha asegurado, los líderes de Boko Haram se han mostrado dispuestos a continuar negociando sobre este tema en el marco de un posible proceso de paz con el Gobierno.

Las Fuerzas Armadas nigerianas, con ayuda de las fuerzas de los países vecinos, ha conseguido recuperar la inmensa mayoría del territorio que los milicianos de Boko Haram habían conquistado a lo largo de los ocho años que ya dura su insurgencia.

La insurgencia de Boko Haram en el noroeste de Nigeria ha acabado por desencadenar una crisis humanitaria regional, que no afecta sólo a Nigeria, sino también a los tres países con los que comparte la Cuenca del Lago Chad: Camerún, Chad y Níger.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies