HRW denuncia el doble rasero de China al defender los DDHH a nivel internacional violándolos en casa

Turistas chinos
FENG LI - Archivo
Publicado 05/03/2018 18:38:00CET

NUEVA YORK, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch ha reprochado este lunes la propuesta de China materializada en el documento Fomento de la Causa Internacional de los Derechos Humanos Mediante la Cooperación Todos Ganan y ha denunciado la actitud de Pekín a nivel internacional mientras mantiene en prisión a represaliados o persigue a las religiones dentro del país.

"Son palabras que suenan bien: universalidad, diálogo constructivo, cooperación todos ganan... El Gobierno de China quiere que el mundo se crea que es un ciudadano modelo en materia de Derechos Humanos, pero en realidad su propuesta es una traición para todo ello", ha denunciado HRW en un comunicado.

La ONG responde así a la "inesperada" propuesta de resolución china presentada esta semana al Consejo de Derechos Humanos de la ONU y denuncia que se concentre en las relaciones intergubernamentales en lugar de en las violaciones de Derechos Humanos concretas y la rendición de cuentas. Además, sostiene que China "en los últimos años ha intentado debilitar asiduamente el sistema de Derechos Humanos de la ONU".

Así, HRW insta a China a defender los Derechos Humanos en primer lugar "liberando a quienes están presos equivocadamente" y menciona concretamente a la artista Liu Xia, "cuyo único 'crimen' ha sido su matrimonio con el Nobel de la Paz y destacado disidente Liu Xiaobo". O "respetando el derecho de los uigures y tibetanos a practicar libremente su religión". En particular menciona al defensor de los derechos del idioma tibetano Tashi Wangchuk y al economista uigur Ilham Tohti, ambos presos.

Igualmente invita a China a aceptar las peticiones de los relatores especiales de la ONU para visitar el país, a garantizar la participación de organizaciones independientes de la sociedad civil en el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU o permitir el acceso del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos al país.