HRW denuncia la muerte de 84 civiles en Siria cerca de Raqqa por dos ataques de la coalición de EEUU

Combates en Raqqa
REUTERS / ZOHRA BENSEMRA
Publicado 25/09/2017 12:53:34CET

WASHINGTON DC, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este lunes en un informe la muerte de 84 civiles, de los cuales 30 eran niños, como consecuencia de dos ataques aéreos lanzados en marzo cerca de la localidad siria de Raqqa por la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico.

La organización no gubernamental ha asegurado que estos ataques hacen aumentar el temor de que la coalición no haya adoptado las medidas necesarias para minimizar las muertes de civiles en sus operaciones.

El informe, titulado '¿Todas las persecuciones son factibles? Las bajas de civiles en los ataques aéreos de la coalición contra Estado Islámico en Siria', documenta los ataques realizados en Siria por la coalición militar que encabeza Estados Unidos.

Uno de los ataques fue lanzado en marzo contra un colegio de la ciudad de Mansura que acogía a familias desplazadas y otro alcanzó un mercado y una panadería en Tabqa. Las dos localidades están situadas al oeste de la ciudad de Raqqa.

"Estos ataques han matado a decenas de civiles, incluyendo niños que estaban refugiados en un colegio o que hacían fila para comprar pan en una panadería", ha declarado el subdirector de Emergencias de Human Rights Watch, Ole Solvang.

Human Rights Watch ha explicado que en los lugares donde se han llevado a cabo los ataques se encontraban combatientes de Estado Islámico pero, sobre todo, había decenas o incluso centenares de civiles.

HRW ha denunciado que la coalición debería realizar investigaciones completas, prontas e imparciales acerca de los ataques. Asimismo, ha instado a la coalición a hacer todo lo posible por prevenir que se vuelvan a producir ataques similares.

La ONG ha pedido a la coalición que conceda compensaciones económicas a las familias que han perdido a sus seres queridos en estos ataques. "Si las fuerzas de la coalición no sabían que había civiles en esos lugares, deberían echar un vistazo extenso y riguroso a la Inteligencia que están empleando para verificar sus objetivos porque claramente no ha sido lo suficientemente acertada", ha añadido Solvang.

HRW también ha investigado otros tres ataques en la zona que se han saldado con numerosas bajas de civiles. Los ataques se han producido en el marco de la gran ofensiva militar llevada a cabo por la coalición y las fuerzas de tierra aliadas para tomar la ciudad de Raqqa, la capital de facto de Estado Islámico.

HRW: LA COALICIÓN DEBE HACER "EVALUACIONES MÁS PRECISAS"

La coalición militar liderada por Estados Unidos contra Estado Islámico ha reconocido su ataque al colegio de Mansura y ha argumentado que creía que el objetivo era una base del grupo terrorista y un almacén de armas en el que pensaba que no había civiles.

"Si la coalición visitara las zonas (de los ataques) y hablara con los testigos encontraría bastantes pruebas de que se ha matado a civiles en esos ataques", ha dicho Solvang.

Mientras el equipo de trabajo ha asegurado que aún están evaluando las acusaciones contra la coalición por la muerte de decenas de personas en el mercado de Tabqa, las circunstancias que rodean al ataque hacen poco probable que fuese responsabilidad de otro actor.

"La coalición debe seguir nuestro ejemplo, con investigaciones completas, y encontrar formas de hacer evaluaciones más precisas de sus víctimas civiles", ha exigido Solvang.

El derecho internacional establece la obligación de todas las partes en conflicto de llevar a cabo todas las investigaciones necesarias par evitar bajas civiles o minimizarlas. En caso de duda acerca del estatus o condición de una persona, se la debe considerar como civil.

Cuando haya civiles presentes en un lugar que es objetivo militar, las fuerzas de la coalición deben determinar que el daño causado a estas personas o a los bienes civiles por cualquier ataque debería ser proporcional y no excesivo en relación con la ventaja militar que se espera de ellos.

HRW ha asegurado que el fracaso de la coalición al no detectar la presencia de decenas o puede que centenares de civiles en aquellas localidades ha provocado el aumento de una seria preocupación acerca de los métodos que utiliza la coalición para determinar si hay civiles en las proximidades a un objetivo, así como sobre si se tomaron las precauciones suficientes para minimizar el daño civil.

Si las fuerzas de la coalición sabían que había civiles allí y aún así decidieron atacar, habrían violado el principio de proporcionalidad, ha concluido el informe de HRW.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies