HRW denuncia que los principales bancos de Israel apoyan el mantenimiento y expansión de asentamientos

 

HRW denuncia que los principales bancos de Israel apoyan el mantenimiento y expansión de asentamientos

Contador
Vista general del asentamiento de Efrat, en Cisjordania
AMMAR AWAD/REUTERS
Publicado 13/09/2017 7:24:06CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este miércoles que los principales bancos de Israel apoyan el mantenimiento y expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania.

"Los bancos israelíes están financiando la construcción de asentamientos y facilitando la expansión de los mismos como un asunto de su elección, no porque se les obligue de alguna forma a través de la legislación", ha dicho la directora de HRW para Israel y Palestina, Sari Bashi.

"Los inversores institucionales deben insistir en que los bancos aclaren la extensión de sus actividades en los asentamientos y si existen leyes que les impidan poner fin a las mismas", ha agregado.

Así, la organización ha indicado que estos bancos violan sus responsabilidades con el Derecho Internacional, que exige que eviten contribuir a abusos de los Derechos Humanos y otros abusos como la incautación ilegal de tierras, la discriminación contra los palestinos y la anexión 'de facto' de Cisjordania por parte de Israel.

HRW ha señalado que durante años ha habido bancos israelíes financiando proyectos de construcción, entregando préstamos a consejos de los asentamientos e hipotecas a aquellos que compran viviendas en los mismos, así como operando con sedes en ellos.

Inversores como el fondo de pensiones de la Iglesia Metodista Unida y el fondo de pensiones neerlandés PGGM han retirado sus fondos de los cinco principales bancos de Israel, citando su papel en los asentamientos, considerados ilegales bajo el Derecho Internacional.

La organización ha asegurado haber revisado las explicaciones dadas por estos bancos sobre una presunta obligación por parte de la legislación israelí para prestar estos servicios, argumentando que ello impedía que pusieran fin a sus actividades en los asentamientos.

Sin embargo, HRW ha matizado que si bien eso es cierto en el caso de la apertura de cuentas para empresas e instituciones y la entrega de servicios en sus sedes, no hay ninguna ley que les obligue a prestar muchos de los servicios que facilitan dentro y para los asentamientos.

En este sentido, ha recordado que "los asentamientos contribuyen a graves abusos de los Derechos Humanos" y que "la transferencia de civiles de una potencia ocupante a un territorio ocupado supone un crimen de guerra".

Por ello, ha pedido a los bancos israelíes que pongan fin a sus actividades relacionadas con los asentamientos y a los inversores institucionales que garanticen que sus relaciones empresariales están libres de productos o inversiones relacionadas con los asentamientos.

"Los bancos israelíes están tomando decisiones de negocio que contribuyen a graves abusos de los Derechos Humanos. Sus inversores deben insistir en tener respuestas acerca de las actividades que su dinero está financiando", ha remachado Bashi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies