HRW denuncia el uso de niños bomba en los últimos atentados de Estado Islámico en Indonesia

Redada policial en la vivienda de un supuesto terrorista suicida en Indonesia
REUTERS / BEAWIHARTA BEAWIHARTA
Publicado 15/05/2018 11:29:43CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado el uso de niños bomba en los atentados perpetrados entre el domingo y el lunes por simpatizantes de Jamaah Ansharut Daulah, un grupo armado que ha jurado lealtad a Estado Islámico, contra tres iglesias cristianas y una comisaría de Policía en Surabaya, la segunda ciudad en importancia de Indonesia.

Los agresores eran familias enteras que, con bombas adheridas a sus cuerpos y a sus vehículos, se inmolaron junto a sus hijos, de entre 9 y 18 años de edad. En total, doce personas murieron, además de los trece terroristas suicidas, y otras 50 resultaron heridas.

La Policía de Indonesia ha interpretado estos atentados como una represalia de Jamaah Ansharut Daulah por la captura de sus principales líderes. Al parecer, las familias atacantes estarían vinculadas a la organización terrorista, si bien este extremo aún no está confirmado.

"Es la primera vez en Indonesia que terroristas suicidas usan a niños en sus ataques", ha dicho Andreas Harsono, investigador de HRW en la nación asiática. "Desplegar niños de esta forma es deplorable", ha remachado, según un comunicado de la ONG.

Harsono ha enmarcado estas acciones en el acoso que sufren las minorías religiosas, entre ellas los cristianos, en Indonesia. De acuerdo con el Setara Institute, que estudia la libertad de culto en el país, se han producido cientos de ataques de este tipo en la última década.

"Las bombas contra iglesias cristianas prueban el grave riesgo al que las minorías religiosas de Indonesia se enfrentan cada día", ha indicado Harsono.