HRW pide a las autoridades zambianas que liberen a dos hombres detenidos por participar en actos homosexuales

Actualizado 20/05/2013 12:40:13 CET

La organización pide que cesen los exámenes anales forenses porque violan el Derecho Internacional y son una práctica cruel y degradante

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este lunes a las autoridades de Zambia a que retiren todos los cargos y liberen a dos hombres detenidos por participar en actos homosexuales y ha pedido a la Policía que cese "inmediatamente" los exámenes anales forenses porque son "intrusivos, invasivos", suponen "un trato inhumano, cruel y degradante" y violan el Derecho Internacional.

El pasado 6 de mayo, la Policía detuvo a James Mwansa y Phillip Mubiana en el distrito de Kapiri Mposhi, en el centro de Zambia, por los testimonios de varios vecinos que aseguraron que ambos habían participado en actos homosexuales, motivo por el cual fueron sometidos por médicos forenses a exámenes anales, pese a no haber dado su consentimiento, como parte de una investigación policial, ha destacado la ONG.

Dos días más tarde, el magistrado del distrito presentó los cargos contra ellos formalmente y, aunque no tenían representación legal, les negó un aplazamiento del juicio, de acuerdo con el comunicado divulgado este viernes.

"Es indignante que además de que las autoridades zambianas quieran procesar a estos dos hombres por prácticas homosexuales los someta a exámenes invasivos", ha declarado Monica Tabengwa, investigadora del programa de derechos de la comunidad LGBT --lesbianas, gays, bisexuales y transexuales-- de HRW. "Las autoridades tienen que retirar inmediatamente los cargos y liberarlos, así como dejar de llevar estos casos", ha proseguido.

El arresto, la detención y el procesamiento de hombres sospechosos de prácticas homosexuales es sólo un aspecto más de la crisis que se avecina para los Derechos Humanos de las personas LGBT en Zambia. Desde abril, políticos, religiosos y líderes de la comunidad han llevado a cabo "perversas" campañas para vilipendiar a la comunidad LGBT, ha subrayado la ONG.

La directora de la organización Amigos de Rainka con base en Lusaka, la capital de Zambia, Juliet Mphande, ha afirmado que Mwansa y Mubiana, ambos de 21 años, fueron obligados a confesar los hechos y se les ha privado de "suficiente" comida y agua durante su período de detención.

Esta es la segunda ocasión que los jóvenes fueron arrestados por cargos similares, ha destacado HRW. El pasado abril, ambos fueron arrestados y detenidos durante una semana antes de ser liberados bajo fianza, acusados de participar "conscientemente en actos contrarios a la naturaleza" humana, tal y como recoge el código penal de Zambia, reza el comunicado.

Los exámenes anales forenses se practican en varios países a presuntos homosexuales para demostrar la penetración anal "habitual", ha indicado la organización. Estos exámenes son "intrusivos, invasivos y abusivos y violan los derechos individuales a la integridad, dignidad y privacidad", ha agregado.

"Son crueles, inhumanos y degradantes y pueden equivaler a tortura" y violan la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los cuales Zambia ha ratificado", ha advertido.

El pasado 10 de abril, varios líderes religiosos sugirieron en Radio Phoenix que la forma "más apropiada" para hacer frente a los homosexuales era la muerte, según el comunicado. Asimismo, el ministro de Juventud y Deporte, Chishimba Kambwili, ha recalcado durante el programa de radio que la comunidad LGBT era "un agente del diablo" y que el Gobierno "introducirá penas más severas contra la homosexualidad".

"El Gobierno de Zambia tiene que tomar medidas inmediatamente contra los funcionarios públicos que hagan declaraciones discriminatorias contra las personas LGBT o las arresten o detengan", ha subrayado Tabengwa. "Los ataques contra las personas LGBT tienen que parar", ha agregado.