HRW pide al Consejo de Seguridad de la ONU que reclame el acceso a Al Qusair de las ONG

 

HRW pide al Consejo de Seguridad de la ONU que reclame el acceso a Al Qusair de las ONG

Actualizado 15/07/2013 19:30:32 CET

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU a que en su debate de mañana, 16 de julio, reclame al Gobierno sirio y a la oposición armada que permitan a las organizaciones de ayuda humanitaria acceder a los civiles atrapados por los combates en Al Qusair, en el oeste del país.

HRW ha recordado que, desde el inicio del conflicto en Siria hace más de dos años, los obstáculos para acceder a la población han sido una constante. La organización ha denunciado en un comunicado que decenas de personas han perdido la vida por la falta de rutas seguras de evacuación y carencias en materia sanitaria en Al Qusair, asediada por las fuerzas del régimen de Bashar al Assad y el grupo libanés Hezbolá.

Según el investigador de HRW Ole Solvang, "podrían haberse salvado muchas vidas si el Gobierno sirio hubiese permitido a las organizaciones de ayuda hacer su trabajo". En un contexto como el actual, con "personas muriendo todos los días", los 15 miembros del Consejo de Seguridad "deberían reclamar acceso humanitario" y dejar de "esconderse detrás de negociaciones políticas", ha advertido.

El Consejo, principal órgano de toma de decisiones de la ONU, no se ha pronunciado oficialmente desde los combates de mayo y junio. Los 15 países miembro se han citado este martes para debatir la situación humanitaria y de Derechos Humanos en Siria, una cita que, según HRW, debería marcar un punto de inflexión.

"Tanto las fuerzas del Gobierno como las de la oposición han asediado ciudades sin tener el mínimo respeto por las vidas de los civiles y los heridos atrapados", ha criticado Solvang, que ha reclamado a ambas partes que "dejen de castigar" a la población "inmediatamente".

La organización ha citado como ejemplo de la situación vivida en Al Qusair durante los últimos meses el caso de un niño de 13 años que sufrió heridas de metralla en pecho y abdomen. Pese a que "habría sido fácil tratarle" con el equipo médico adecuado, los médicos no pudieron hacer nada para detener la hemorragia, ha explicado un doctor. "Ni siquiera pudimos darle agua para beber", ha lamentado.

Desde el 28 de junio, el régimen de Al Assad ha intensificado su ofensiva contra barrios de Homs controlados por la oposición. El Alto Comisionado de mal ONU para los Derechos Humanos ha cifrado entre 2.500 y 4.000 el número de personas que permanecían atrapadas en la primera semana de julio.

El asedio se ha extendido también a las localidades de Nubul y Zahra, en la provincia de Alepo, así como a zonas situadas a las afueras de la capital siria, Damasco.

HRW ha subrayado que el Gobierno y la oposición deben permitir el acceso de las organizaciones de ayuda a la población en riesgo, algo en teoría garantizado en tiempos de guerra. En este sentido, la ONG ha recordado que sólo se puede vetar el desplazamiento de los cooperantes en caso de necesidad militar y de forma temporal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies