La huelga general en Bélgica paraliza el transporte público y obliga al cierre de comercios

Publicado 24/06/2016 19:42:54CET

BRUSELAS, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La huelga general convocada este viernes en Bélgica por el sindicato socialista para protestar por los recortes del Gobierno ha afectado ampliamente al transporte público en el país, aunque el sector privado también se ha visto perjudicado por la acción de los piquetes, que han obligado a cerrar numerosos comercios, especialmente en la región de Valonia.

En la capital, el transporte público se ha visto paralizado ya que ningún metro, tranvía o autobús ha funcionado, mientras que el servicio de trenes también se ha visto fuertemente perturbado y la red de autobús en las regiones de Flandes y Valonia también se han visto afectadas, especialmente en Flandes.

El Aeropuerto Internacional de Bruselas ha pedido a los pasajeros venir con tiempo al aeropuerto y que sólo trajeran equipaje de mano para evitar problemas por la huelga, que ha secundado el personal de handling de Swissport.

Un centenar de militantes del sindicato socialista han logrado bloquear por la mañana además el acceso a la zona de carga del Aeropuerto Internacional de Bruselas, perturbando fuertemente el transporte de carga hasta las 15.00 horas, mientras que numerosos piquetes huelguistas también han provocado problemas en el aeropuerto regional de Bierset, en Lieja.

La terminal de pasajeros de Lieja también se ha visto bloqueada por una quincena de huelguistas. Un vuelo procedente de Málaga no ha podido aterrizar en Lieja y finalmente ha sido desviado al Aeropuerto de Bruselas.

Algunos comercios como supermercados han permanecido cerrados como el de Colruyt. El 50% de los supermercados del grupo han cerrado y en localidades como Lieja los supermercados de Cora y Carrefour, pero también las tiendas de muebles de Ikea, han permanecido cerrados y las grandes plantas de producción se han visto paralizadas también por los piquetes, sobre todo en las localidades de Lieja y Hainaut.

El sindicato socialista ha denunciado "la intervención brutal" de la Policía local en Amberes, que ha detenido al presidente local del sindicato y ha recurrido a cañones de agua para sofocar las acciones de protesta.

Las guardarías también se han visto afectadas por la falta de personal, mientras que las escuelas prácticamente no se han visto perjudicados. Los servicios postales también han segundado la huelga de forma mayoritaria y el parque de atracciones de Walibi en Wavre también ha vivido una acción de protesta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies