Los huthis aseguran haber lanzado un misil contra tanques de la petrolera Aramco en el suroeste de Arabia Saudí

Milicianos huthis en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH - Archivo
Publicado 04/04/2018 21:39:52CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los rebeldes huthis han asegurado este miércoles haber lanzado un misil balístico que tenía como objetivo tanques de almacenamiento de la petrolera saudí Aramco en la provincia de Jazan (suroeste), según ha informado la agencia yemení de noticias SABA.

La cadena de televisión saudí Al Ejbariya ha indicado que las fuerzas de seguridad han interceptado el proyectil en el espacio aéreo de la provincia, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El incidente ha tenido lugar un día después de que los rebeldes atacaran un petrolero saudí que navegaba cerca del puerto yemení de Hodeida (suroeste), causándole daños materiales pero sin impedir que continuara su ruta.

El portavoz de la coalición que encabeza Riad, Turki al Malki, señaló que "este ataque terrorista supone una grave amenaza para la libre navegación y el comercio internacional en el estrecho de Bab el Mandeb y el mar Rojo".

"La continuación de estos intentos subrayan el peligro de estas milicias y los que están detrás de ellas para la seguridad regional e internacional", recalcó.

En este sentido, abogó por poner el puerto de Hodeida bajo supervisión internacional y evitar que se convierta en una base militar de los huthis para atacar los barcos que navegan por la zona.

En respuesta, los huthis aseguraron haber atacado un buque de guerra de la coalición en el mar Rojo en respuesta a un bombardeo ejecutado el lunes en Hodeida, que se saldó con la muerte de al menos doce civiles, entre ellos siete niños.

Los huthis han lanzado varios misiles en los últimos días contra territorio saudí en respuesta a los ataques aéreos de la coalición.

El secretario general de la ONU, António Guterres, apeló el martes a las partes enfrentadas en Yemen a buscar una solución política que ponga fin a un conflicto que se encuentra ya en su cuarto año y que ha dejado a 22 millones de personas necesitadas de ayuda, lo que constituye la mayor crisis humanitaria actual.