Los huthis aseguran haber repelido un intento de desembarco de la coalición cerca de Hodeida

Milicianos huthis en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH - Archivo
Publicado 13/06/2018 22:51:01CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los huthis han asegurado este miércoles haber repelido un intento de desembarco por parte de tropas de la coalición que encabeza Arabia Saudí en los alrededores de la localidad de Hodeida, escenario de una ofensiva por parte de las fuerzas leales al presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi.

En su comunicado, recogido por la agencia yemení de noticias SABA, el Ministerio de Defensa del Ejecutivo establecido por los huthis en la capital, Saná, ha recalcado que los rebeldes han alcanzado un barco de guerra que se preparaba para el desembarco.

"El barco de guerra atacado trasladaba tropas preparadas para un desembarco", ha dicho, antes de resaltar que un número indeterminado de soldados han muerto y han resultado heridos en el ataque.

El comunicado ha sido publicado poco después de que la cadena de televisión saudí Al Arabiya informara de que las tropas leales a Hadi habían logrado avanzar hasta los alrededores del aeropuerto de Hodeida y se habían hecho con el área de Al Najila.

Asimismo, las fuerzas saudíes han interceptado un misil balístico disparado por los huthis contra territorio del país, tal y como ha confirmado el portavoz de la coalición, Turki al Malki, según la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

Los aviones y los barcos de la coalición han comenzado a atacar los bastiones rebeldes para facilitar el avance de las tropas yemeníes que se han agrupado al sur del estratégico puerto, en cuyos aledaños viven unas 600.000 personas, según ha informado el Gobierno de Hadi al confirmar el inicio de la operación 'Victoria Dorada'.

La coalición que lidera Arabia Saudí ha venido acusando a los rebeldes huthis, respaldados por Irán, de usar el puerto de Hodeida, principal vía de entrada de la ayuda humanitaria y las importaciones comerciales al país, para introducir de contrabando armamento suministrado por Teherán, algo que los insurgentes niegan.

El martes, el secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Anuar Gargash, recalcó que el ultimátum para que Naciones Unidas, Martin Griffiths, convenciera a los huthis para que se retiraran de Hodeida expiraba en pocas horas.

"Hemos dado 48 horas al enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, para que convenza a los huthis de que se retiren del puerto y la localidad de Hodeida. Esperamos su respuesta. Esas 48 horas expiran la noche del martes al miércoles", manifestó Gargash en declaraciones al diario francés 'Le Figaro'.

LA ONU PIDE APOSTAR POR LA PAZ

Griffiths lleva semanas intentando convencer a los huthis de que cedan el control del puerto de Hodeida a la organización internacional para evitar dicho escenario. De momento, no ha tenido éxito.

El propio Griffiths ha instado a las partes enfrentadas en el conflicto a evitar la "confrontación militar" en la ciudad y a apostar por una solución política al conflicto.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá a puerta cerrada este jueves, a petición de Reino Unido, para abordar la ofensiva, según fuentes diplomáticas citadas por la agencia británica de noticias Reuters.

Durante la jornada, el Ministerio de Exteriores francés ha resaltado que la ciudad "es un punto de acceso clave para los bienes comerciales y humanitarios" y ha pedido a las partes que "protejan a la población civil".

"Francia recuerda que sólo una solución política negociada, incluido Hodeida, permitirá poner fin de manera duradera a la guerra en Yemen y terminar con la degración de la situación securitaria y humanitaria en el país", ha agregado.

PREOCUPACIÓN GENERALIZADA

Un ataque o un bloqueo militar al puerto de Hodeida podría suponer la pérdida de 250.000 vidas, de acuerdo con cálculos de Naciones Unidas. Esta base del mar Rojo abastece a 8 millones de yemeníes, ya que por ahí pasan la mayoría de las importaciones --el 80 por ciento de los bienes esenciales-- y de los suministros humanitarios.

Una portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Marie-Claire Feghali, ha advertido de que el asalto a Hodeida "probablemente va a exacerbar una situación humanitaria que ya es catastrófica en Yemen", donde escasean el agua y la electricidad y 8,4 millones de personas viven al borde de la hambruna, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La coordinadora humanitaria de la ONU, Lise Grande, ha advertido de que, "conforme al Derecho Internacional, las partes en conflicto tienen que hacer todo lo posible para proteger civiles y garantizar que tienen acceso a la asistencia que necesitan para sobrevivir".

Por su parte, el director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland, ha advertido de que es "ahora o nunca" y ha conminado a Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Irán a que "obliguen a las partes enfrentadas a que se sienten en la mesa de negociación antes de que haya una escalada de la guerra más allá de toda esperanza".

"Las conversaciones deberían comenzar con un alto el fuego, el levantamiento del bloqueo, la apertura de todos los puertos y aeropuertos y el fin de las restricciones sobre el acceso en todas las provincias", ha reclamado en un mensaje publicado en su Twitter.

Contador