Asociación Pro DDHH de España dice que con la globalización surgen nuevos delitos que el ciudadano "no percibe"

Actualizado 27/06/2007 0:14:20 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La globalización trajo consigo una serie de nuevas formas delictivas que no pueden ser percibidas por los "ciudadanos medios" dentro de un nuevo esquema que se llama "macrocriminalidad", pero que igualmente afectan de forma grave a la población, aseguró hoy la vicepresidenta de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), Carmen Lamarca.

Durante la presentación del libro 'Derechos Humanos y Desarrollo. Justicia Universal: el caso latinoamericano' que tuvo lugar en Casa de América, Lamarca advirtió sobre los daños que ha tenido "macrocriminalidad", pues es de "caracter transnacional porque puede afectar a cualquier Estado y a la estabilización del sistema político y económico, por la facilidad que implica la globalización en eliminar las barreras".

Lamarca destacó que los ciudadanos "no perciben" los delitos que genera el "capitalismo sin fronteras" que ha traído la globalización como el blanqueo de dinero, la corrupción y los fraudes de subvenciones, entre otros, porque no generan "la misma alarma social" como los casos como, por ejemplo, la violencia doméstica.

A este respecto, Lamarca, al igual que el resto de los expertos que presentaron y escribieron el libro, es del criterio que si bien se han creado maneras de delinquir, esto ha servido para que se incrementen los instrumentos jurídicos y se proporcione un impulso decisivo al derecho penal internacional.

Sobre este punto, el catedrático en derecho penal de la Universidad Complutense de Madrid, Enrique Ginbernat, destacó los progresos que ha tenido el sistema de Justicia Universal para juzgar en casos de crímenes políticos en contra de la humanidad, como sucedió con las dictaduras en América Latina.

De esta manera, destacó los procesos llevados a cabos dentro del marco de los "juicios de Madrid", que comenzaron con el procesamiento del ex dictador chileno Augusto Pinochet. "Se trata de hechos que no fueron cometidos en España y que tampoco fueron cometidos por ciudadanos españoles, pero sobre los cuales España tiene competencia de juzgar por tratarse de casos de genocidio", explicó.

En su opinión, esto es una evidencia de la amplitud que ha tenido el derecho internacional en estos en los últimos años, hecho que se ha ido consolidando con la creación de jurisdicciones internacionales como los Tribunales Ad Hoc y, muy especialmente, la Corte Penal Internacional, "un paso decisivo en la defensa de los derechos humanos".

DERECHOS PARA EL DESARROLLO

Por su parte, el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, consideró que la impunidad de los delitos es algo que, además de tener efectos en los derechos humanos de los ciudadanos, no permiten el desarrollo de las naciones.

En su opinión, la globalización ha logrado que se acentúe la "impunidad económica" en los países de América Latina, porque el crecimiento que registran las grandes inversiones no llegan a los ciudadanos y, por ende, no ha logrado cerrar la brecha social de estos países.

"Hay delitos que no han sido considerados, como la corrupción urbanística, y que no han sido procesados", consideró y añadió que eso representa un retroceso significativo en el desarrollo de las naciones.