El BID prevé un crecimiento del 4 al 4,5% para 2007 en América Latina, un punto menos que en 2006

Actualizado 19/03/2007 21:23:15 CET

CIUDAD DE GUATEMALA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prevé un crecimiento en América Latina para este año de entre el 4 y el 4,5 por ciento, frente al 5,3 por ciento del año pasado, desaceleración que afectará a casi todos los países.

En este informe, dado a conocer hoy en Guatemala, el BID señala que la región creció en 2006 por cuarto año consecutivo, en este caso un 5,3 por ciento, lo que implica un aumento de 3,8 por ciento en la producción per cápita. Así pues, entre 2002 y 2006 la producción se incrementó un 12 por ciento, informa la emisora uruguaya 'El Espectador'.

Las principales causas, según el documento, fueron un ambiente internacional muy favorable, que mostró un importante aumento en los precios de las materias primas y una mejora en los términos del financiación internacional. También indica que se debe dar crédito a las políticas internas que mantuvieron la disciplina fiscal y la estabilidad macroeconómica, pese a los procesos electorales celebrados en varios países.

No obstante, el informe enciende una luz de alerta sobre la evolución de la economía mundial. El BID afirma que, mientras una recesión en Estados Unidos parece improbable, tampoco se puede descartar, y agrega que por sus efectos en los volúmenes y precios de las exportaciones latinoamericanas, la misma se trasladaría en, al menos, dos puntos porcentuales menos al crecimiento de la región.

Pero también advierte de que siendo este posible efecto importante, hay otros riesgos bastante más grandes y de otro origen. El informe subraya que, como la experiencia de décadas recientes muestra con claridad, los mayores y más impredecibles riesgos para la región son aquellos originados en los mercados financieros internacionales.

En este sentido, recuerda que la turbulencia de los mercados de deuda soberana a mediados de 2006 demuestra lo sensibles y cambiantes que pueden ser las condiciones financieras internacionales. Por lo tanto, éste y la evolución de la economía estadounidense son dos temas a seguir con mucha atención este año.

En principio, esto no quiere decir que América Latina entre en recesión. El BID sostiene que, salvo estos escenarios críticos, la perspectiva actual es que haya un crecimiento promedio entre el 4 y el 4,5 por ciento en 2007, y que, excepto Brasil y Chile, esta desaceleración afectará a todos los países de la región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies