La Iglesia Anglicana recomienda que se deje a los niños jugar o vestirse como quieran en las escuelas

Justin Welby
STRINGER . / REUTERS
Publicado 13/11/2017 15:24:49CET

LONDRES, 13 Nov. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La Iglesia Anglicana ha elaborado una guía de recomendaciones para las escuelas primarias de Reino Unido en la que aboga por permitir a los niños y las niñas que se vistan y se disfracen con lo quieran, sean tutús, tiaras, cascos de bombero o trajes de superhéroe, para evitar que se generen actitudes de desprecio y de acoso en los centros educativos.

"Los niños deberían tener la libertad de explorar las posibilidades de quiénes podrían ser sin ser juzgados ni sufrir burla", ha asegurado la Iglesia Anglicana, en su informe remitido a 4.700 escuelas religiosas con recomendaciones para impedir el acoso a lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT).

La Iglesia incide en su guía de recomendaciones en que las escuelas tienen que ser un refugio seguro para que los niños jueguen y exploren y su comportamiento no debe ser etiquetado como "problemático" solo porque "no concuerde con los estereotipos de género".

"Por ejemplo, un niño puede elegir ponerse tutú, tiara de princesa y tacones o el casco de bombero, el cinturón de herramientas o la capa de superhéroe sin más expectativas ni comentarios", ha explicado la Iglesia Anglicana.

Aunque Reino Unido es uno de los países en los que las personas LGBT tienen los mismos derechos constitucionales, los activistas denuncian que la discriminación que sufre esta comunidad sigue muy extendida.

La organización de defensa de los derechos de las personas LGBT Stonewall afirmó la semana pasada que casi la mitad de los estudiantes británicos LGBT que ha encuestado han asegurado que han sufrido acoso por su identidad sexual.

En su informe, esta organización pone de manifiesto que más de dos de cada cinco niños transgénero británicos han intentado suicidarse. "Casi la mitad de los estudiantes LGBT son acosados. Celebramos esta clara señal (de la Iglesia de Inglaterra) para que esto no sea nunca tolerado", ha afirmado Stonewall, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter.

La organización de defensa de los niños Barnardo, que trabaja con escuelas, padres, niños y profesionales para combatir el acoso a los LGBT, también ha elogiado el mensaje de la Iglesia Anglicana.

"Las personas jóvenes deberían sentirse seguras y empoderadas para sentirse como son... La forma en que uno se identifica no debería ser una barrera en su vida, debería ser un trampolín", ha afirmado el presidente de la ONG, Javed Khan.

Una encuesta de YouGov publicada en septiembre puso de manifiesto que la cifra de delitos de odio contra personas LGBT en Reino Unido ha llegado casi a doblarse en los últimos cuatro años, con una de cada cinco personas sufriendo este tipo de delitos en los últimos doce meses.

"Todo el acoso, incluido el homofóbico, el bifóbico y el transfóbico, causa un profundo daño, llevando a mayor niveles de trastornos de salud mental, autolesiones, depresión y suicidio", ha advertido el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby.

"Esta guía ayuda a las escuelas a ofrecer el mensaje cristiano de amor, alegría y celebración de nuestra humanidad sin excepciones o exclusiones", ha asegurado Welby, en un comunicado. La comunidad anglicana, que tiene más de 85 millones de fieles en todo el mundo, ha estado en crisis por discusiones sobre temas de sexualidad y género entre los miembros liberales de Occidente y los conservadores, situados mayoritariamente en África.