Imputado un líder de la oposición en Malasia por abuso de poder

Publicado 30/06/2016 18:07:04CET

KUALA LUMPUR, 30 Jun. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Malasia han imputado este jueves al líder de la oposición, Lim Guan Eng, acusado de tráfico de influencias y abuso de poder, una medida que ha sido muy criticada por los seguidores de Lim que culpan al Gobierno de intentar acabar con todos aquellos que se opongan al primer ministro, Najib Razak.

Lim es el secretario general del principal grupo opositor al Gobierno, el Partido de Acción Democrática (DAP), y también es el jefe de Gobierno de la isla-estado de Penang, que se encuentra bajo el control del DAP. Lim ha sido imputado este viernes en la Corte de Sesiones de Penang, acusado de abusar de su posición para aprobar un contrato de licencia de terrenos y por comprar una mansión por debajo de su precio de mercado.

Lim se ha declarado inocente de ambas acusaciones. Le ha sido impuesta una fianza de un millón de ringgit, que equivalen a unos 220.000 euros, y debe notificar al tribunal con dos días de antelación cada vez que quiera salir del país.

El DAP forma parte de la coalición conocida como Pakatan Harapan, que está formada por varios partidos opositores al Gobierno: el DAP, el Partido de la Justicia del Pueblo (PKR) y el partido Amanah Negara. Los tres partidos han condenado la imputación de Lim, y han alegado que se trata de una estrategia política de Najib Razak.

Uno de los dirigentes del DAP, Lim Kit Siang, ha declarado que el proceso judicial es el último intento del Gobierno de "destruir a la oposición y defender la posición política de Najib".

La Comisión Anticorrupción de Malasia (MACC) anunció el pasado marzo que había iniciado una investigación sobre Lim, después de que varias denuncias le acusasen de abusar de su poder político para adquirir un chalet de dos plantas en Penang muy por debajo de su precio de mercado en julio del año pasado.

Najib lleva meses enfrentándose a duras críticas por su proyecto de desarrollo económico 1MDB, que está siendo investigado por blanqueo de capitales en más de cinco países, entre los que se incluyen Estados Unidos, Suiza o Singapur.

Najib, que estuvo al frente de la junta directiva de IMDB hasta que fue disuelta el pasado mayo, también fue acusado de corrupción por la oposición cuando en 2013, a pocos meses de las elecciones generales, 681 millones de dólares fueron depositados en su cuenta sin motivo aparente. Najib negó todas las acusaciones por corrupción y en enero de este año, el fiscal general de Malasia aclaró que los 681 millones de dólares habían sido un regalo de un miembro de la familia real de Arabia Saudí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies