Imputados seis agentes tunecinos por el atentado en Susa

Agentes de Policía en Susa, Túnez
REUTERS
Publicado 28/02/2017 22:50:43CET

TÚNEZ, 28 Feb. (Reuters/EP) -

Un juez tunecino ha imputado a seis guardias de seguridad de la nación magrebí por no reaccionar como debían al atentado perpetrado el 26 de junio de 2015 por Estado Islámico en el resort turístico de Susa, que se saldó con 38 muertos, ocho locales y 30 británicos.

Sofian Sliti, portavoz de la unidad judicial encargada de las investigaciones antiterroristas, ha contado a Reuters que seis guardias de seguridad del Hotel Imperial han sido acusados por no socorrer a las personas que estaban en peligro y facilitar así su muerte.

Sliti ha explicado que los seis seguirán en libertad hasta que concluya el proceso judicial. Otras 14 personas han sido detenidas y 12 están siendo investigadas por estos mismos hechos, ha detallado a la agencia de noticias británica.

Este martes el juez británico Nocholas Loraine-Smith ha concluido, tras seis meses de pesquisas, que en el mejor de los casos la actuación de las fuerzas de seguridad fue "caótica" y, en el peor, "cobarde". Los agentes corrieron en dirección contraria al tiroteo en busca de más armas y el terrorista no fue abatido hasta una hora después.

No obstante, el juez ha matizado que no ha encontrado ninguna relación directa o causal entre la respuesta de los efectivos locales y el elevado número de fallecidos. El único factor que podría haber cambiado realmente las cosas es que los guardias del hotel hubiesen estado armados, una "opción no realista", teniendo en cuenta las leyes tunecinas.

Además, ha descartado que se pueda imputar una negligencia a la firma TUI, con la que viajaron todos los británicos asesinados. En este sentido, ha argumentado que la ley no cubre en este caso a turistas que accedieron a ir de vacaciones a Túnez de forma voluntaria.

Una abogada que representa a 22 familias, Kylie Hutchison, ha anunciado que presentarán una demanda civil contra TUI por no actualizar su página web tras el atentado ocurrido tres meses antes en el Museo del Bardo de la capital tunecina y no instar a sus clientes a consultar las recomendaciones de viaje del Ministerio de Exteriores de Reino Unido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies