Los incendios en California dejan dos personas muertas y unas 1.300 casas y negocios calcinados

Actualizado 24/10/2007 10:15:21 CET

SAN DIEGO (EEUU), 24 Oct. (EP/AP) -

Al menos 346.000 viviendas han tenido que ser evacuadas, de las cuales, hasta el momento, dos personas han perdido la vida y unas 1.300 casas y negocios han quedado calcinados, en el sur del estado norteamericano de California debido a la gravedad de los incendios forestales, que se están extendiendo durante el tercer día a gran velocidad, avivados por los intensos vientos del desierto.

En estos momentos, con las temperaturas cada vez mas altas y los intensos vientos, las llamas parecen imposibles de combatir. Tan sólo en el condado de San Diego se ordenó la evacuación de 346.000 viviendas, una de cada tres, de acuerdo con información del censo, según indicaron autoridades de la oficina del alguacil.

En la base aérea Miramar, de la infantería de marina norteamericana, unos 40 aviones, entre ellos varios cazas F-18, aeronaves de carga C-130 y helicópteros, fueron trasladados a bases en California y en Arizona. los pronósticos metereológicos, además, anuncian un aumento de las temperaturas y la continuidad de los vientos.

INTENTOS DE LOS BOMBEROS

Muchos de los hoteles que estaban siendo usados como refugios para la gente que había tenido que dejar sus casas han tenido que ser evacuados también. Al menos 6.000 bomberos se han desplazado por ahora para intentar combatir contra los 14 incendios activos.

"Hay vientos muy fuertes del noreste. Son muy erráticos, y eso nos obliga a modificar nuestros procedimientos", dijo el portavoz del departamento de bosques y protección contra incendios de California, el capitán Don Camp. "Nuestra prioridad es salvar vidas (...) y sacar a las personas de la línea de fuego", añadió Camp.

Miles de residentes buscaron refugio en escuelas, centros comunitarios y recintos feriales. El principal centro de reunión fue el estadio Qualcomm, en San Diego, donde los evacuados observaban en las cámaras de televisión del recinto las noticias.

Desde que comenzaron el domingo, los incendios han devorado unos 583 kilómetros cuadrados de terreno, una área más grande que la Ciudad de Nueva York. Tras informar de que casi mil kilómetros cuadrados de bosques y tierras se encuentran en llamas, el presidente, George W. Bush, declaró una emergencia federal para siete condados del sur de California, a fin de acelerar los esfuerzos de asistencia a la población.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies