Incinerados en Japón los restos del líder de la secta responsable del ataque con sarín en Tokio en 1995

Shoko Asahara, el antiguo líder de la secta japonesa Verdad Suprema
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 09/07/2018 12:19:54CET

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Japón han incinerado este lunes los restos del líder de la secta japonesa 'Verdad Suprema', Shoko Asahara, ejecutado el viernes por su responsabilidad en el ataque con gas sarín en el metro de Tokio en 1995.

Las cenizas de Asahara, cuyo nombre real es Chizou Matsumoto, serán entregadas a una de sus hijas, que el año pasado aseguró que había roto lazos con la secta y con sus propios padres, según ha informado la cadena de televisión local NHK.

Asahara fue ejecutado junto a otros seis miembros de la secta por el ataque en Tokio, que se saldó con trece muertos y más de 5.800 heridos. La secta, que mezclaba la meditación budista e hindú con enseñanzas apocalípticas, llevó a cabo una serie de crímenes, al margen del citado ataque.

Las ejecuciones no son comunes en Japón, pero según las encuestas la mayoría de la gente apoya la sentencia de muerte. Por su parte Amnistía Internacional señaló que la justicia exige rendición de cuentas, pero también respeto por los derechos civiles.

"La pena de muerte nunca puede ofrecer esto, ya que es la última denegación de los Derechos Humanos", manifestó el investigador de la organización para Asia Oriental, Hiroka Shoji.