MSF alerta de que la solicitud de nueva patente en India pone en riesgo el acceso a retrovirales contra el sida

Actualizado 10/05/2006 19:45:30 CET

Se trata de la compañía Gilead Sciences, que ha pedido la patente para 'tenofovir', del que no podría obtenerse un genérico hasta 2018

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) expresó hoy su apoyo a los grupos de la sociedad civil que en India luchan contra la solicitud de la patente por parte de la compañía Gilead Sciences para 'tenofovir' (tenofovir disoproxil fumarato, TDF), un medicamento clave en el tratamiento del sida. A su juicio, esta solicitud "pone una vez más en riesgos el acceso a tratamientos retrovirales contra la enfermedad".

Según un comunicado de la ONG, en India asociaciones de afectados de sida impugnaron la solicitud de la patente ayer mismo alegando que el medicamento "consiste en un compuesto conocido previamente y por tanto no debería considerarse como una invención según la Ley de Patentes india".

Si Gilead obtuviese la patente, podría impedir al menos hasta 2018 la producción genérica de 'tenofovir' en India, donde desde 2005 se comercializa una versión genérica de éste, "poniendo en peligro además la producción actual", alerta MSF. Además, la producción genérica futura de dosis fijas combinadas que contuviesen 'tenofovir' "también se vería bloqueada". Estas combinaciones han simplificado enormemente el tratamiento del sida y por tanto han contribuido a la ampliación del mismo.

"La concesión de esta patente sentaría un peligroso precedente", afirma la directora de Política y Testimonio de la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF, Ellen 't Hoen. "Limitar la producción de 'tenofovir' y la de medicamentos esenciales más nuevos a una sola compañía farmacéutica no hace más que mantener los precios al alza porque obstaculiza la competencia de genéricos", explica.

El acceso a 'tenofovir' en países con pocos recursos "es extremadamente limitado", afirma la ONG. Aunque Gilead, --titular de la patente en la mayoría de países desarrollados--, ha anunciado que ofrecerá el medicamento con descuento a 97 países en desarrollo, la compañía "se ha demorado excesivamente a la hora de poner este fármaco al alcance de estos países".

Por poner un ejemplo: en el proyecto de tratamiento del VIH en Khayelitsha, Sudáfrica, donde casi 4.000 pacientes reciben antirretrovirales, la dificultad de acceder a 'tenofovir' ha hecho que únicamente los 40 pacientes más necesitados puedan recibir el medicamento.

La Red India de Personas con VIH/sida, representada por Alternative Law Forum 1, de Bangalore, presentó legalmente su impugnación a esta solicitud en la oficina de patentes de Delhi ayer martes. Los abogados de interés público de India alegan que "formar una sal (ácido fumárico) de un compuesto ya existente (tenofovir disoproxil) es una práctica frecuente en la industria farmacéutica y no debería considerarse patentable según la legislación india".

"Para muchos de nosotros con la enfermedad medicamentos más nuevos como 'tenofovir' ofrecen esperanzas renovadas a la continuación del tratamiento", explica Loon Gangte, de la Red de Personas VIH+ de Delhi, en una rueda de prensa celebrada en Delhi. "Si las patentes interfieren en nuestra vida no nos queda otra elección más que impugnarlas", dijo.

Según la Ley de Patentes de 2005, cualquier persona puede presentar sus argumentos para impugnar una patente antes de que la oficina de patentes decida concederla o denegarla. Recientemente, los pacientes con cáncer y los fabricantes de medicamentos genéricos impugnaron la solicitud de la patente de Novartis para 'Gleevac' (Imatinib Mesylato), un medicamento anticancerígeno, alegando que se trataba de una nueva forma de un medicamento que ya existía y la patente fue denegada por la oficina de patentes.

NECESIDAD 'DESESPERADA'

"Necesitamos 'tenofovir' para un mayor número de pacientes, pero el suministro de Gilead no es demasiado fiable, por lo que no podemos someter a más pacientes a tratamiento", explica el doctor Eric Goemaere, de MSF en Sudáfrica. "Todos hemos estado esperando impacientemente la versión genérica de 'tenofovir de India'", agrega. "Nuestro proyecto es un microcosmos de lo que ocurrirá en otras partes, y está claro que el mundo necesita desesperadamente más fuentes de este medicamento esencial," añade.

'Tenofovir' suele recetarse como parte del tratamiento antirretroviral de primera línea en Estados Unidos y Europa, y cada vez se necesita más en contextos con recursos limitados, tanto para pacientes que empiezan la terapia por primera vez, --porque no tiene tantos efectos secundarios--, como otros fármacos frecuentes en el tratamiento del sida, como para aquellos que llevan sometidos a terapia varios años.

MSF proporciona tratamiento antirretroviral a personas con VIH/sida desde el año 2000. Más de 60.000 pacientes reciben actualmente ARV a través de la ONG en todo el mundo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies