India afirma que el enfriamiento de las relaciones con Pakistán no está cerca de superarse

 

India afirma que el enfriamiento de las relaciones con Pakistán no está cerca de superarse

Actualizado 02/02/2013 4:58:49 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de India, Arackaparambil Kurien Antony, ha afirmado este viernes que el enfriamiento en las relaciones bilaterales con Pakistán no está cerca de superarse, al tiempo que ha insistido en la necesidad de que Islamabad haga efectivas sus promesas.

"En estos momentos, la tensión en la línea de control se ha reducido, pero no podemos relajarnos. Tenemos que estar constantemente vigilantes, ya que se han hecho muchas promesas", ha valorado. "Las promesas no son suficientes. Queremos ver cómo se trasladan a una acción sincera", ha agregado Antony.

"Por ello, tenemos que esperar y mirar. Nuestra postura es que no debemos dar pasos serios hasta que no estemos convencidos de que estas promesas son trasladadas a la acción", ha argumentado, según ha informado el diario 'The Times of India'.

Apenas un día antes, Antony desmintió que las tropas indias hayan decapitado a doce soldados paquistaníes desde 1998, tal y como denunció el Gobierno paquistaní hace unos días ante el Grupo de Observadores Militares de las Naciones Unidas en India y Pakistán (UNMOGIP).

Antony indicó que estas afirmaciones son completamente "infundadas" y recalcó que el Ejército indio "no lleva a cabo actos al margen de la conducta militar", algo de lo que sí acusó a las Fuerzas Armadas paquistaníes.

Apenas un día después de que Islamabad presentara dicha denuncia ante el UNMOGIP, los servicios de Inteligencia Militar de India (MI) acusaron a sus homólogos paquistaníes (ISI) de pagar 500.000 rupias indias (alrededor de 7.000 euros) al "terrorista" que mató y decapitó a principios de enero a un soldado indio en el marco de los incidentes transfronterizos entre ambos países.

SUPUESTO PAPEL DEL ISI

El MI indicó que el responsable de la decapitación de Lance Naik Hemraj Singh fue Anwar Jan, un guía local propietario de una tienda en la Cachemira paquistaní, al tiempo que subrayó que Jan participó en la decapitación de un capitán del Ejército indio en 1996 en esta misma zona.

Asimismo, dijo que un coronel de la ISI entregó la recompensa a Anwar, que llevó a cabo el asesinato con el respaldo de Subedar Jabbar Jan, miembro de los servicios de Inteligencia paquistaníes, y miembros de "los grupúsculos terroristas del ISI Lashkar y Jaish-e-Mohamad".

El documento señala que antes del ataque "se produjo un encuentro entre miembros del ISI, comandantes terroristas y guías" en el que estuvieron presentes varios coroneles paquistaníes. Además, también participaron en el encuentro varios guías locales con buen conocimiento de la topografía de la zona en la que se iba a ejecutar el ataque.

"Durante el encuentro se decidió que los guías locales facilitarían a los grupos terroristas no solo la infiltración, si no que les asistirían en los ataques. Además, se acordó que les pagarían 5.000 rupias (cerca de 70 euros) por plantar una mina en territorio indio, 10.000 rupias (alrededor de 140 euros) por matar a un soldado indio, y 500.000 rupias por decapitarle", ha remachado el informe.

India y Pakistán se han acusado mutuamente en las últimas semanas de violaciones del acuerdo de alto el fuego en la Línea de Control alcanzado hace nueve años. Los incidentes se han saldado con la muerte de cinco soldados, dos militares indios y tres paquistaníes.

Ambos países se han enfrentado en tres guerras desde que se independizaron de Reino Unido en 1947, dos de ellas por Cachemira. Las relaciones entre los dos estados han dado muestras de mejorar durante el último año, tras enfriarse a raíz de los atentados de Bombay.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies