HRW denuncia las violaciones de los Derechos Humanos en Papúa por las fuerzas de seguridad indonesias

Actualizado 05/07/2007 12:40:22 CET

YAKARTA, 5 Jul. (EP/AP) -

La asociación humanitaria Human Rights Watch (HRW) denunció hoy en un informe las violaciones de los Derechos Humanos perpetradas por las fuerzas de seguridad indonesias durante las recientes operaciones contra los separatistas de la provincia de Papúa. Estos abusos se refieren a casos en los que golpearon y asesinaron a civiles desarmados y a la violación de varias mujeres.

El director de la Policía indonesia, el general Sutanto, negó que se hubiera cometido ningún abuso en esta región, donde la desconfianza entre las fuerzas de seguridad y los nativos se ha ido acrecentando durante los años del conflicto. "La Policía ha asumido varias reformas", indicó Suntanto. "Los Derechos Humanos en Papua están mejorando", alegó.

Las denuncias de abusos contenidas en el informe se sustentan en declaraciones de supuestas víctimas y testigos, todos ellos bajo la condición de anonimato por temor a represalias. "Fui golpeado con la culata de un arma en la nuca y con los puños en mi cara. Mi boca y mis ojos quedaron destrozados y sangré mucho", contó una de las presuntas víctimas.

El informe, de 96 páginas, cubre investigaciones de ocho supuestos asesinatos llevados a cabo por la Policía y el Ejército en las montañas del centro de la isla desde 2005, y varias palizas. HRW también registró dos casos de violación, uno a una niña de 16 años por un soldado, y otro a una mujer casada por un policía que la acusó de llevar comida a los rebeldes. La asociación llamó la atención sobre el hecho de que sólo un soldado raso se ha enfrentado a la justicia por sus acciones. Fue condenado a ocho meses de prisión por asesinar a un chico de 16 años.

Papúa fue incorporada a Indonesa en 1969 después de una votación patrocinada por Estados Unidos entre diversos líderes tribales, que se ha revelado como fraudulenta. Una pequeña insurgencia separatista se ha mantenido desde entonces esta región de mayoría cristiana dentro del país mayoritariamente musulmán. Cientos de personas han muerto como resultado de los asaltos de las fuerzas indonesias según han informado diversas asociaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Cerca de 100 ciudadanos de Papúa se manifestaron el martes frente a la Embajada de Estados Unidos en Yakarta para pedir un referéndum sobre su independencia. "La nación de Papúa ha visto 44 años de dolor", se leía en una de las pancartas de la manifestación. "La autonomía especial ha fallado y el referéndum es la única solución", se podía leer, refiriéndose a una reciente ley que concedía a la región más poder y dinero de sus minas de oro bosques y reservas naturales.

El International Crisis Group (ICG), con sede en Bruselas, indicó en un informe el año pasado que la situación de los Derechos Humanos en Papúa había mejorado desde la introducción de leyes autonómicas, pero que todavía se registraban serias violaciones de los mismos.

HRW advirtió de que los diversos abusos sólo consiguen ahondar la desconfianza en el Gobierno nacional y elevan las tensiones separatistas en la región. desde 2002, los periodistas extranjeros, diplomáticos y trabajadores de los Derechos Humanos necesitan un permiso, que normalmente es denegado, para visitar el lugar y una vez dentro existen unas limitaciones muy estrictas para la libertad de movimiento y de asociación. Human Rights Watch pidió al Gobierno que abriese Papúa a los observadores internacionales, y que permitiese comenzar investigaciones independientes y claras sobre los abusos cometidos.

"Manteniendo la región cerrada al escrutinio exterior, los funcionarios de Yakarta solo reciben informes parciales e incompletos de lo que ocurre", indicó el subdirector del progtama de HRW, Joseph Saunders. "La información fiable es esencial si las autoridades están interesadas en identificar los problemas y buscar soluciones", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies