Entreculturas denuncia que 250.000 niños y niñas son utilizados como soldados en todo el mundo

 

Entreculturas denuncia que 250.000 niños y niñas son utilizados como soldados en todo el mundo

Actualizado 14/11/2007 17:37:25 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Entreculturas denunció hoy que existen más 250.000 niños soldado en todo el mundo, menores que son utilizados por paramilitares y grupos armados en conflictos abiertos y que sufren, además de la violencia propia de una guerra, constantes abusos y malos tratos por parte de quienes les obligan a cargar un fusil.

Durante su estancia en los grupos armados, "los malos tratos tanto físicos como psicológicos que padecen por parte de sus jefes" dificultan el crecimiento físico, mental y social de estos niños y niñas, a quienes se obliga a consumir "drogas para que pierdan el miedo al combate".

En el caso de las niñas, los abusos sexuales son "una constante" y no sólo "suponen para ellas una humillación, sino que también pueden ser el origen del contagio de enfermedades como el sida o de embarazos de alto riesgo por su corta edad", denuncia la organización.

Aunque la situación de reclutamiento y utilización de niñas y niños en los conflictos armados está más extendida en África, los menores de edad también son utilizados como soldados en varios países de Asia y algunas zonas de Latinoamérica, Europa y Oriente Próximo, recordó Entreculturas.

"La vida en los grupos armados no es fácil" porque los niños carecen de una alimentación y atención médica adecuadas y son obligados a trabajar para satisfacer las necesidades del grupo armado.

Ante esta situación, Entreculturas denuncia que abandonar no suele ser la opción de los niños, ya que se enfrentan a duros castigos si son descubiertos y, en el caso de conseguir volver a casa, suelen descubrir a sus familiares asesinados o emigrados a otro lugar. A veces, las propias familias rechazan a sus hijos por considerar que se han convertido en asesinos.

Por todo ello, la ONG apela a la Convención de los Derechos del Niño y recuerda que la educación es la única alternativa para los menores en áreas de conflicto, para lo que Entreculturas desarrolla proyectos en lugares como República Democrática del Congo (RDC) que intentan restablecer a estos menores los derechos que les han sido vulnerados durante su infancia.

ESPERANZA EN RDC

En concreto, Entreculturas lleva a cabo un proyecto de Desmovilización y Reinserción de menores soldados en el territorio de Fizi, provincia de Kivu Sur, (RDC), un territorio aislado del este del país donde miles de niños y niñas operan en grupos armados.

A esta región no ha llegado el proceso de Desarme, Desmovilización y Reinserción que lleva a cabo el CONADER (Comisión Nacional para el Desarme, Desmovilización y Reinserción) desde julio de 2004. Por este motivo, el Servicio Jesuita a Refugiados ha establecido con apoyo de la ONG un 'Centro de Tránsito y Orientación (CTO) para la reinserción de menores en Baraka, el puerto del lago Tanganika más importante del territorio Fizi.

El centro de Fizi atenderá inicialmente a 210 niños y niñas de un total de 30.000 menores identificados. Al igual que en la instalación que los jesuitas tienen en Uvira, donde se reinsertaron unos 100 menores en 2006, en Fizi se identificará y desmovilizará a los niños mediante relaciones con los jefes de guerra, a quienes se pide la liberación de los menores y el respeto de sus derechos.

Una vez liberados, los niños son acogidos y acompañados en el centro. Allí reciben orientación sobre cómo desarrollar una vida normal en sociedad y familia y recibe formación profesional. Se hace, asimismo, un seguimiento de la reinserción, por el que se acompaña al niño en su proceso de vuelta a casa, para evitar el riesgo de que vuelva a ser reclutado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies