Un informe de la ONU critica la ausencia de vigilancia en la frontera entre Líbano y Siria

Actualizado 26/06/2007 22:17:14 CET

PARÍS, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un informe elaborado por cinco expertos de la ONU, que deberá ser presentado hoy ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, estima que el dispositivo de vigilancia puesto en marcha por las autoridades libanesas en la frontera con Siria es "insuficiente para prevenir el contrabando, en particular el de armas".

En el texto, del que el diario francés 'Le Monde' ha obtenido una copia, los autores estiman que sólo "el despliegue de expertos internacionales de seguridad en las fronteras" permitiría remediar las numerosas lagunas observadas durante la misión de evaluación de los especialistas, dirigidos por el danés Lasse Christensen, que tuvo lugar en Líbano entre los días 27 de mayo y 15 de junio.

Los expertos consideran "problemático" que no se haya registrado "ninguna incautación de armas de contrabando en la frontera o cerca de la frontera". Señalan que esta ausencia de resultados no es "por casualidad" y pone de manifiesto un "cuestionamiento sobre la integridad de las agencias y de las personas relacionadas con la seguridad de la frontera".

"Se han tomado decisiones ilegales sobre la gestión de la frontera, motivadas por simpatías políticas, conexiones familiares o de clan o por la corrupción tradicional", afirma el documento.

La resolución 1701, que puso fin a los combates entre la milicia chií Hezbolá e Israel, el pasado 14 de agosto, pedía a Líbano que "garantizara la seguridad de sus fronteras". Sin embargo, el pasado marzo, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ya manifestó en un informe su inquietud respecto a unas informaciones israelíes "detalladas" y "substanciales" que hablaban de "cientos de entregas" de armas, "incluyendo cohetes de largo y corto alcance y sistemas de defensa antiaérea y antitanques, que atravesaron la frontera entre Líbano y Siria".

Ban sugirió entonces el envío de una misión de evaluación de la frontera que fue aprobada el pasado 17 de abril por el Consejo de Seguridad. Los expertos visitaron los cinco puestos fronterizos principales, el aeropuerto internacional y el puerto marítimo de Beirut, e inspeccionaron varios puntos de paso a lo largo de la frontera de 320 kilómetros que separa Líbano y Siria, especialmente durante un vuelo en helicóptero durante el que vieron "un cierto número de vehículos sospechosos".

Según el informe, de 46 páginas, los "múltiples caminos y pasos" hacen que sea "posible para traficantes y terroristas o agentes extranjeros infiltrados atravesar la frontera". Además, agrega, la falta de organización en los puestos fronterizos "tiene por resultado un flujo de vehículos y pasajeros incontrolable".

Por otro lado, las técnicas de control son tales que "un traficante ingenioso podría encontrar relativamente fácil disimular no sólo explosivos, armas ligeras o municiones, sino también armas pesadas ensambladas o no, como misiles o cohetes", agrega.

Asimismo, según los expertos de la ONU, "los bastiones militares palestinos fuertemente armados a ambos lados de la frontera" suponen también "un problema importante en términos de seguridad". El Ejército libanés no puede entrar en los campamentos palestinos de Líbano, con excepción, actualmente, del de Nahr el Bared, donde se enfrenta desde hace más de un mes a los milicianos de Al Fatá al Islam.