Un informe del Parlamento británico critica la intervención franco-británica contra Gadafi

 

Un informe del Parlamento británico critica la intervención franco-británica contra Gadafi

David Cameron, Y Nicolas Sarkozy
REUTERS
Publicado 14/09/2016 7:43:41CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un informe del comité de Asuntos Exteriores del Parlamento de Reino Unido ha criticado duramente la intervención franco-británica que aceleró el derrocamiento del líder libio Muamar Gadafi en 2011.

El comité ha acusado al entonces primer ministro David Cameron de no contar con una estrategia coherente para la campaña de operaciones aéreas contra el Ejército libio, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Así, ha sostenido que la intervención "no contó con información de Inteligencia precisa", agregando que esto favoreció el surgimiento del grupo yihadista Estado Islámico en el norte de África.

La coalición internacional encabezada por Francia y Reino Unido lanzó una campaña aérea contra las fuerzas de Gadafi en marzo de 2011, después de que el Gobierno amenazara con atacar la localidad de Benghazi, epicentro del levantamiento popular.

El derrocamiento y posterior ejecución de Gadafi a manos de los rebeldes en octubre de ese mismo año llevó a la fragmentación definitiva de país, dividido en numerosas milicias y grupos revolucionarios que pugnaron por hacerse con cuotas de poder.

Cameron defendió en enero su papel en el conflicto, resaltando que Gadafi "amenazó con matar a su propio pueblo como a ratas", si bien el comité parlamentario ha dicho que el Gobierno británico "no supo discernir que la amenaza a los civiles fue exagerada".

Asimismo, ha manifestado que el Gobierno tampoco supo identificar "el elemento islamista extremista existente en la rebelión", añadiendo que "la estrategia de Reino Unido estuvo basada en conjeturas erróneas y en un entendimiento incompleto de las pruebas".

"POLÍTICA OPORTUNISTA"

"Nos vimos arrastrados por el entusiasmo de Francia por intervenir, y la misión pasó a tener como objetivo proteger a la gente de Benghazi, que seguramente no estaba bajo la amenaza que se presentó", ha dicho el presidente del comité, Crispin Blunt.

El comité ha recalcado además que esta intervención limitada pasó rápidamente "a una política oportunista de cambio de régimen", señalando que no estuvo acompañada de una estrategia para apoyar a Libia tras la caída de Gadafi.

"El resultado fue un derrumbe político y económico, guerras entre milicias y tribus, crisis humanitarias y de migrantes, violaciones generalizadas de los Derechos Humanos, difusión de las armas del régimen en la región y el crecimiento de Estado Islámico en el norte de África", ha lamentado.

Por ello, ha apuntado a Cameron como "responsable último del fracaso de desarrollar una estrategia coherente para Libia".

EL GOBIERNO SE DEFIENDE

En respuesta, un portavoz del Ministerio de Exteriores británico ha dicho que "Gadafi era impredecible y tenía los medios y la motivación para cumplir sus amenazas".

"Sus acciones no podían ser ignoradas y requerían una acción internacional decisiva y colectiva", ha señalado, argumentando que la campaña se ciñó al mandato dado por Naciones Unidas, lo que también ha sido cuestionado.

"Tras cuatro décadas de mandato de Gadafi, Libia hace frente sin duda a grandes desafíos. Reino Unido seguirá jugando un papel importante en la comunidad internacional para apoyar al gobierno de unidad", ha remachado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies