Los insurgentes apoyados por EEUU en Siria cierran el cerco sobre Manbij, bajo Estado Islámico

Ruinas en la ciudad de Binnish en Siria
REUTERS
Actualizado 09/06/2016 14:10:08 CET

BEIRUT, 9 (Reuters/EP)

Los insurgentes sirios apoyados por Estados Unidos han llegado a la "última carretera principal" que lleva a la ciudad de Manbij, controlada por Estado Islámico y próxima a la frontera con Turquía, según ha anunciado este jueves un portavoz.

"Hemos llegado a la carretera que une Manbij y Alepo, desde el oeste (...) es la última carretera principal a la ciudad", ha resaltado Sharfan Darwish, portavoz del Consejo Militar de Manbij, que forma parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), que están llevando a cabo la ofensiva.

El portavoz se refería aparentemente a la autovía entre Manbij y la localidad de Al Bab, controlada por Estado Islámico y que está al oeste. Esta carretera también lleva a la ciudad de Alepo.

En un comunicado, el Consejo Militar de Manbij ha dicho que sus fuerzas ya han cortado las líneas de suministro de Estado Islámico que llevan al norte, el este y el sur de la ciudad y están ahora lo suficientemente cerca de Manbij para ser capaces de disparar a los milicianos de Estado Islámico.

Darwish no ha comentado si las SDF planean un asalto sobre la ciudad. En declaraciones a Reuters este miércoles dijo que las fuerzas quieren entrar pero se están mostrando cautas ante la presencia de civiles en el interior.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de que las SDF están a distancia de tiro de la principal carretera que lleva hacia el oeste, posicionadas a menos de un kilómetro de distancia, y ha confirmado que tienen el control de todas las autovías que llevan a Manbij.

Según el Observatorio, los civiles de la ciudad y de la zona rural alrededor están huyendo de los combates. En este sentido, ha precisado que más de 130 milicianos de Estado Islámico han muerto desde que se lanzó la ofensiva contra Manbij, así como más de 20 combatientes de las SDF.

El Ejército estadounidense indicó este miércoles que las SDF han sufrido alrededor de una decena de bajas y más de 100 heridos. Las SDF, que también están luchando contra Estado Islámico en la vecina provincia de Raqqa, están respaldadas por los bombardeos aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos y cuentan con asistencia de las fuerzas especiales estadounidenses.

Las milicias kurdas sirias YPG, que forman parte de las SDF, ya han capturado buena parte del noreste de Siria cerca de la frontera turca, pero su avance hacia el oeste del Eúfrates para cerrar la frontera de una vez por todas se ha visto limitado por la fuerte oposición de Turquía, que considera a la YPG una facción del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies