La Inteligencia Europea lanza una nueva base de datos conjunta para luchar contra el Estado Islámico

Publicado 08/08/2016 19:44:51CET

BERLÍN, 8 Ago. (Reuters/EP) -

La Unión Europea ha creado una base de datos a nivel europeo que tiene como objetivo facilitar el flujo de información entre las distintas agencias de Inteligencia de la UE y sus aliados, para evitar más atentados terroristas por parte del Estado Islámico.

La Unión Europea se vio impulsada a crear esta nueva plataforma a raíz de los ataques de París, que tuvieron lugar el 13 noviembre, en los que murieron 130 personas. Perpetrados por milicianos yihadistas vinculados a Francia y Bélgica, expusieron una grave falta de control por parte de los servicios de Inteligencia de los principales países europeos.

La base de datos, que está siendo gestionada por el servicio de Inteligencia neerlandés en La Haya, comenzó a funcionar el pasado 1 de julio, según han declarado los servicios secretos alemanes, la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV). "La base de datos hará que sea mucho más sencillo y rápido compartir información sobre posibles amenazas", han afirmado.

Esta nueva plataforma permitirá a los servicios secretos europeos compartir información a tiempo real sobre posibles sospechosos de pertenecer al Estado Islámico. La base de datos reúne millones de terabytes de información reunidos por el Club de Berne, también conocido por sus siglas en inglés, CTG, un cuerpo que reúne a los servicios de Inteligencia de los 28 países miembros de la UE, más Noruega y Suecia.

Su creación supone un nuevo paso adelante en la lucha contra el Estado Islámico, que en los últimos meses parece haberse centrado en la en planificación de ataques a gran escala y en la captación de 'lobos solitarios' como el que perpetró el ataque en Niza, mientras que en Siria e Irak continúa perdiendo territorio.

"Necesitamos intercambiar información de manera rápida y completa, que se base en la normativa legal de privacidad", ha declarado un portavoz del Ministerio de Interior alemán.

La nueva plataforma supone todo un avance tecnológico en comparación con las bases de datos previas con las que contaban los servicios de Inteligencia europeos, ya que está específicamente diseñada para facilitar el intercambio de información entre agencias de la UE.

"Si vemos que uno de nuestros sospechosos está viajando a Ámsterdam, hasta ahora nunca se nos había ocurrido comprobar si miembros de su familia estaban viajando también", ha declarado un agente de los servicios de Inteligencia neerlandeses, en un intento por describir cómo funciona la nueva base de datos.

FALTA DE COOPERACIÓN

Las distintas agencias de Inteligencia de Europa llevan años compartiendo información entre ellas, especialmente a través de la Interpol y la Europol, pero por lo general, los servicios secretos siempre se han mostrado reticentes a la hora de desclasificar información confidencial.

La falta de cooperación y coordinación que mostraron los distintos servicios secretos tras los atentados de París ha puesto a las agencias de Inteligencia de Europa en el punto de mira. Varios de los responsables de los ataques estaban en la listas de sospechosos de varias agencias europeas que no compartieron esa información con el servicio francés.

Uno de los principales ejemplos de la falta de cooperación de la Inteligencia europea fue el de Abdelhamid Abaaoud, el supuesto 'cerebro' detrás de los ataques terroristas en la capital francesa, que fue capaz de sortear los controles fronterizos de la UE y demostró lo sencillo que le resultó viajar desde Siria a Bélgica y de allí al resto de Europa.

Países Bajos ha tenido un papel esencial en la creación de la base de datos conjunta. Los agentes de Inteligencia neerlandeses han sido los principales impulsores del proyecto, y han urgido a los distintos implicados a llegar a un acuerdo para evitar otra tragedia como la de París. Tras meses de trabajo, la nueva plataforma se ha convertido en un símbolo de la cooperación.